viernes, 02 de febrero de 2007
Y Jehová los llenò de pavor ante Israel y les causò una gran mortandad en Gabaòn; los siguió por el camino que sube a Bet-horòn, y los hiriò hasta Azeca y Maceda. Mientras iban huyendo de los isrealitas, a la bajada de Bet-horòn, Jehová arrojò desde el cielo grandes piedras sobre ellos hasta Azeca, y murieron. Fueron màs los que murieron por las piedras del granizo que los que los hijos de Israel mataron a espada.

Josué 10:10-11


La vida cristiana es una continua batalla, pero es Dios quien pelea por nosotros y nos da la victoria.
Dios nos respalda peleando por nosotros.ALELUYA!!!.
ESTO NO SIGNIFICA VAGANCIA ESPIRITUAL, ahora no vamos a decir:
¡Como Dios pelea por mi, aquí voy a descansar en paz! ¡Si Dios pelea por mi, no me congrego! ¡Si Dios pelea por mi, ya no pago esa deuda! ¡Si Dios pelea por mi, no asisto al juicio que tengo! ¡Voy a ver por T.V la batalla!, AUNQUE DIOS PELEA POR NOSOTROS, NUESTRA LABOR ES LA DE ESTAR PRIMEROS EN LA LÍNEA DE BATALLA.
Debemos esforzarnos, no podemos quedarnos en la tienda de campaña (conformarnos), y esperemos a que El nos traiga el botín, nuestra confianza es que nunca vamos a ir solos, nuestro capitán y el que irà EN NOSOTROS es El Rey de reyes y Señor de señores.

Josué 10:7y 9.
Josué subió desde Gilgal junto con toda la gente de guerra y con todos los hombres valientes. Josué cayó sobre ellos de repente, tras haber caminado toda la noche desde Gilgal.

El quiere verte en el campo de batalla, cuando hagas tu parte, Dios te dirá: hiciste tu parte, ahora me toca a mí para darle a estos enemigos tuyos.
Que nuestros pensamientos no nos engañen: "tranquilo Dios va a pelear por ti,no ayunes, que esto ya paso de moda" "no te congregues, porque te va a dar una sobredosis de espiritualidad"
"la Biblia hay que irla recibiendo poquito a poco, apréndete un versículo por año".

Josué nos enseña, sabiendo que Dios iba a pelear por el, estuvo en el lugar que le correspondía, esto denota actitud, sin ella no hacemos nada. El espíritu del guerrero es importante. Podemos ponerle a un soldado el mejor armamento que haya en este mundo, pero si no tiene un espíritu corajudo, se va dar a la fuga.

En la Biblia, poner el pie en el cuello de un enemigo era un símbolo de una derrota total.
¿Cuántas veces los problemas han puesto el pie sobre nuestro cuello?
El Señor nos dice: que ahora por su poder, podremos derrotar totalmente al problema que tengamos en frente, porque tú y yo vamos a tomar posición en la línea de batalla.

Josué 10:22-25
Entonces dijo Josué: «Abrid la entrada de la cueva y sacad de ella a esos cinco reyes». Así lo hicieron; sacaron de la
cueva a aquellos cinco reyes: al rey de Jerusalén, al rey de Hebrón, al rey de Jarmut, al rey de Laquis y al rey de Eglón.
Cuando los llevaron ante Josué, llamó Josué a todos los hombres de Israel y dijo a los principales de la gente de guerra
que habían venido con él: «Acercaos y poned vuestros pies sobre los cuellos de estos reyes». Ellos se acercaron y pusieron
sus pies sobre los cuellos de ellos. «No temáis, ni os atemoricéis-les dijo Josué-; sed fuertes y valientes, porque así
hará Jehová con todos los enemigos contra los cuales peleáis».


Somos vencedores por el poder de Dios, debemos esforzarnos mas no envanecernos.

Salmo 62:11
Una vez habló Dios; dos veces he oído esto: que de Dios es el pod
er.

Vemos en el versículo 11 que los 5 reyes se asustaron, se sintieron menos, no porque el ejercito israelita era poderosísimo, sino porque Dios estaba con ellos.

Ahora dirás como voy a realizar estas cosas. ¿Con las pocas habilidades que tengo, voy a poder impresionar a la gente que tengo en frente?
No se orar, no me se los versículos de la Biblia muy bien, no se como hacer las cosas.

Lo que hace Dios llena de consternación al enemigo:
UNA ORACIÓN TUYA VA A SER COMO UNA BOMBA DE HIDROGENO, CUANDO ENFRENTES A LOS PROBLEMAS O PERSONAS TE VEAN COMO UN GIGANTE, CUANDO ALABES VEAN QUE ES LA MEJOR ALABANZA QUE EXISTE, QUE TU AUTORIDAD ES LA MAYOR AUTORIDAD QUE PUEDA TENER, VAS A ABRUMAR, IMPRESIONAR, ASUSTAR A LO QUE SE TE PONGA EN FRENTE, NO POR TUS CUALIDADES, SINO POR QUE DIOS ESTARÁ SIEMPRE CON VOS.
En esos tiempos las batallas eran cuerpo a cuerpo, pero las piedras caían solo sobre los amorreos, Dios enviaba piedras específicamente a las personas que debería caerles, Dios hará lo mas mínimo y detallado, con tal de que tu tengas la victoria y que la guerra que peleas sea una guerra ganada para la Gloria de Dios. ALELUYA!!

Pr. Armando


Publicado por restaurados @ 10:05  | Prédicas
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios