Viernes, 09 de febrero de 2007
Profetas:


Hay tres t?rminos hebreos de importancia para designar a los profetas; el m?s importante es ?Nabhi? que se traduce ?Profeta?, este t?rmino deriva de una ra?z que significa ?anunciar?, ?xodo 7:1.
Los otros dos t?rminos mucho menos usados son ?Ro'eh? 2? Sam 15:27 y ?Hozeh? 2? Cr 16:7, que significan ?ver? y se traducen como ?Vidente?.
Tambi?n encontramos un cuarto t?rmino, menos usado que es ?Var?n de Dios? (Ish Elhoim), que significa que el Profeta es escogido y enviado por Dios. 1? Samuel 9:9, cambio de nombre: ?Vidente? por ?Profeta?.
La tarea de los Profetas en el Antiguo Testamento es resumida b?sicamente en una doble funci?n:
* Recibir de Dios el mensaje mediante revelaci?n.
* Declarar al pueblo el mensaje de Dios.


La Biblia nos muestra la existencia de cuatro tipos diferentes de profetas, los cu?les coloco en orden de importancia:
1. Jes?s (Lucas 13:33).
2. Los Profetas del Antiguo Testamento, que fueron los encargados de:
* Recibir y o?r la revelaci?n del mensaje (1? Sam 9:15, Ez 2:1-3, 8).
* Comunicar las Palabras de Dios (Ezequiel 2:4-7).
* Dejarlas escritas para testimonio (Isa?as 30:8).
Lo que hoy conocemos como Antiguo Testamento, es la revelaci?n divina dada a los Profetas, a la cual no se le puede quitar ni a?adir.
3. Profetas del Nuevo Testamento (Hechos 21:10; 15:32, 11: 27).
4. Los Profetas en la era actual de la Iglesia (Efesios 4:11).

Los Profetas son individuos por medio de los cuales Dios se puede comunicar y hablar a su pueblo; son canales de comunicaci?n de Dios.
El ministerio del Profeta no debe a?adir ni sustraer nada de la Palabra de Dios. Sin embargo, tiene la responsabilidad de traer iluminaci?n e instrucci?n espec?fica sobre lo que ha sido escrito en la Palabra, a lo cual se le denomina ?Revelaci?n?. El ministerio del Profeta fue establecido por Dios desde el Antiguo Testamento como el primer m?todo de comunicaci?n de Dios con la humanidad. As? como Juan el Bautista (Lucas 3:4) es mencionado como el encargado de preparar el camino para la manifestaci?n del Mes?as, Jesucristo; del mismo modo, Dios est? levantando en la actualidad una compa??a de Profetas que preparar?n el camino para la venida de Jesucristo, como Rey de Reyes y Se?or de Se?ores.
Los Profetas en la actualidad preparan el camino para la Segunda Venida de Cristo proclamando un mensaje conducente al arrepentimiento, y proveyendo revelaci?n y entendimiento sobre las Escrituras que deben cumplirse antes que Cristo vuelva.
Los Ap?stoles y Profetas de la Iglesia han sido comisionados con esa unci?n y responsabilidad.





Los Profetas activan y confirman dones y ministerios a los miembros de la Iglesia:


Los Profetas y el Presbiterio (Hechos 13:1-2), tienen el don divino de activar los dones y talentos de los santos y ministerios por la imposici?n de manos (1? Timoteo 1:18; 4:14), y profec?as, como tambi?n revelar y confirmar a aquellos que tienen un llamamiento a uno de los cinco dones ministeriales. Cristo ha dado a los Profetas la habilidad de reconocer los dones y llamados que Dios ha depositado en la vida de alguna persona. Cuando el Profeta impone sus manos y profetiza a una persona dones y llamados, sus palabras tienen el poder creativo impartido por Cristo para hacer y activar ese ministerio en un miembro.
Los Profetas funcionan dentro de la Iglesia de la siguiente manera:
* Son proclamadores de la Palabra de Dios, llenos del Esp?ritu Santo, llamados por Dios para advertir, animar, fortalecer y consolar:
" Pero el que profetiza habla a los hombres para edificaci?n, exhortaci?n y consolaci?n" (1? Corintios 14:3). Exhortar en el original es Parakaleo ? Lejis: Llamar a una persona al lado. Instar a alguien a seguir una conducta.
* En ocasiones son videntes que predicen el futuro. (Hechos 11:28) ?Y levant?ndose uno de ellos, llamado Agabo, daba a entender por el Esp?ritu, que vendr?a una gran hambre en toda la tierra habitada; la cual sucedi? en tiempo de Claudio? (Hechos 21:10-11).
* Tienen la misi?n de poner al descubierto el pecado, proclamar la justicia, advertir del juicio venidero y combatir la mundanalidad y tibieza en el pueblo de Dios (Lucas 1:14-17).

Los mensajes de los Profetas no se han de considerar infalibles. Sus mensajes se sujetan a la evaluaci?n de la Iglesia, a otros Profetas y a la Palabra de Dios. Se requiere que la congregaci?n discierna y pruebe si lo que contiene es de Dios:
?Amados, no cre?is a todo esp?ritu, sino probad los esp?ritus si son de Dios;
porque muchos falsos profetas han salido por el mundo?.
(1? Juan 4:1)



Diferencia entre Profetizar y ser Profeta

Queremos aclarar que el Profeta es uno de los cinco dones ministeriales que se desprenden del Manto de Cristo, y que fueron instituidos por ?l. Los Profetas poseen el don de profec?a, como as? tambi?n otros dones espirituales que son se?al de su llamado ministerial. Sin embargo, es muy importante se?alar que no todo aquel en el que opere el don espiritual de profec?a es Profeta. Esta confusi?n es habitual dentro del pueblo del Se?or y ocurre a consecuencia de colocar al mismo nivel el don de profec?a y el oficio del Profeta.
La profec?a es una de las manifestaciones del Esp?ritu en la vida de cualquier creyente lleno del Esp?ritu Santo ?seg?n ?l desee usarlo? en momentos determinados. En cambio, el oficio del Profeta no es una manifestaci?n del Esp?ritu, sino un don ministerial dado directamente por Cristo. No es un don espor?dico sino un ?oficio permanente? de una persona llamada por el Se?or para desarrollar junto con el Ap?stol la trascendente misi?n de establecer la doctrina de fundamento.
Lo anterior se hace muy claro en Efesios 2:20. Cuando ese pasaje hace referencia al fundamento que por supuesto es Cristo, lo relaciona con la labor de los Ap?stoles y Profetas. Si analizamos ese vers?culo desde el original griego, evitaremos cometer un error muy com?n. Este error resulta de la lectura de la porci?n del vers?culo que dice:
?...sobre EL FUNDAMENTO DE LOS AP?STOLES Y PROFETAS,...?
(Efesios 2:20)
El entendimiento m?s habitual de esta frase b?blica, es afirmar que ?los Ap?stoles y Profetas SON EL FUNDAMENTO?. Si fuera as? habr?a una severa contradicci?n con lo que el mismo ap?stol Pablo escribi? cundo dijo que:
?...nadie puede poner otro fundamento que el que est? puesto,
el cual es Jesucristo? (1? Corintios 3:11).

El texto del original griego comentado por W. E. Vine, permite deducir que la preposici?n clave que facilita la correcta interpretaci?n de Efesios 2:20, es la palabra ?de?. Este t?rmino ?de?, no afecta al sujeto conformado por los ?ap?stoles y profetas?, sino que afecta al objeto, que es el ?fundamento?. La acci?n de edificar que menciona el vers?culo, no puede ser ejercida por el objeto (fundamento), sino por el sujeto (Ap?stoles y Profetas).
Para visualizar con claridad el texto en cuesti?n, nos ayudar? una versi?n facilitada del mismo:
? ...edificados (la Iglesia) sobre el fundamento
(Jesucristo y su doctrina)
PUESTO POR, O COLOCADO POR,
LOS AP?STOLES Y PROFETAS,
siendo la principal piedra del ?ngulo Jesucristo mismo,...?
Esta importante aclaraci?n, nos deja ver que los Ap?stoles y Profetas son aquellos delegados con autoridad de Dios, para establecer el fundamento de Cristo y su doctrina. De este modo, la voluntad de Dios es regresar a la Iglesia al principio en donde todos
?perseveraban en la DOCTRINA DE LOS AP?STOLES?
(Hechos 2:42).

Publicado por restaurados @ 7:52  | Ense?anzas Biblicas
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios