Mi?rcoles, 14 de febrero de 2007
La Llegada de los Profetas y el Fin de la Esterilidad:

En Lucas 1:6-7,13, se muestra a Elisabet y Zacar?as como siervos justos e irreprensibles ante Dios, pero Elisabet era est?ril. Eran avanzados en a?os y hab?an orado por muchos a?os para que el Se?or les concediera un hijo.
Todo lo que refiere la Palabra en cuanto a Zacar?as, Elisabet y el nacimiento de Juan el Bautista, posee una important?sima revelaci?n espiritual, acerca de la condici?n de la Iglesia y el nacimiento y desarrollo del ministerio prof?tico en el Cuerpo de Cristo.

El Ministerio prof?tico nace de:
1. Ministros activos del Se?or: Zacar?as y Elisabet eran de familia sacerdotal; a?n Zacar?as ministraba como sacerdote en el altar de Dios.
2. Irreprensibles ante Dios: Su entrega, dedicaci?n, servicio y obediencia al Se?or eran de todo su coraz?n.
3. Sin hijos debido a la esterilidad de Elisabet: Aunque eran dedicados, fieles al Se?or y a su servicio, oraban y confiaban en Dios, NO HAB?A FRUTO SINO S?LO ESTERILIDAD.
4. Edad avanzada: Personas que honraron y esperaron en Dios. A?os largos y continuos de servicios, sin poder ver la gran manifestaci?n de Dios para sus vidas. A pesar de toda su confianza y espera, no hab?an obtenido a?n lo que esperaban en Dios: UN HIJO.
El matrimonio de Zacar?as y Elisabet es como una se?al prof?tica que apunta y representa a LA IGLESIA DE JESUSRISTO.
Zacar?as representa los L?DERES del pueblo; Elisabet las OVEJAS, o sea, los dem?s MIEMBROS del Cuerpo de Cristo. La uni?n de ?stos dos: l?deres y ovejas en su totalidad forman LA IGLESIA.
?Por qu? decimos esto?, debido a la funci?n de cada uno. Zacar?as era sacerdote, se desempe?aba como ministro activo y responsable del pueblo de Dios, por lo tanto representa al liderazgo de la Iglesia el d?a de hoy.
Por otra parte, Elisabet, ten?a la funci?n de madre, o sea la que procrea hijos, pero no pod?a realizar su funci?n debido a la esterilidad. Esta procreaci?n de hijos, representa la funci?n normal de los miembros del Cuerpo de Cristo: las ovejas, que tienen la responsabilidad de procrear hijos espirituales fuertes, maduros, entregados al Se?or.
La realidad de la uni?n de l?deres y ovejas con el objetivo ?nico de procrear hijos espirituales en las naciones, no ha estado resultando en toda su potencia de acuerdo al plan de Dios, debido a que hay esterilidad espiritual.
En el relato b?blico encontramos una manifestaci?n gloriosa de Dios, en RESPUESTA, a la ORACI?N de Zacar?as y Elisabet. El ?ngel Gabriel les anuncia la llegada de un HIJO, Este hijo no ser?a com?n, sino que Dios le enviaba a Su Pueblo como PROFETA.
El resultado de tantos a?os de entrega, oraci?n y servicio sin ver fruto, sin ver la manifestaci?n del poderoso brazo del Se?or, hace que aflore la incredulidad de Zacar?as y NO CREA al anuncio del ?ngel (vs.18-20). Por lo tanto la sentencia de Dios a trav?s del ?ngel es: ?...Y ahora QUEDAR?S MUDO y no podr?s hablar, HASTA EL D?A EN QUE ESTO SE HAGA, por cuanto NO CRE?STE MIS PALABRAS, las cuales SE CUMPLIR?N A SU TIEMPO? (V.20).
Del mismo modo que le sucedi? a Zacar?as, muchos l?deres de la Iglesia han orado, trabajado, y confiado en ser testigos de un avivamiento para multiplicaci?n, pero la respuesta aparentemente nunca ha llegado. Esto trae como resultado que ante la inusitada respuesta de Dios, mucho m?s all? de lo imaginable, esos l?deres NO CREAN, cuando Dios habla. La sentencia del Se?or es la misma, QUEDAR?S MUDO, es por ello que gran parte del liderazgo de la Iglesia ha quedado sin Palabra, sin visi?n, sin revelaci?n. En todos los trabajos, servicios, y sermones aparece todo como en orden, pero no fluye la frescura, la vida, la revelaci?n y fresca unci?n del Esp?ritu en sus palabras.
As? como la mudez de Zacar?as permaneci? hasta el advenimiento de Juan a Israel, de igual modo la falta de revelaci?n espiritual en muchos l?deres de la Iglesia ha permanecido en ellos hasta el tiempo de la llegada del ministerio prof?tico a la Iglesia.
Cuando Zacar?as recibi? con gozo la llegada de su hijo: el profeta, fue desatada su lengua, y lleno del Esp?ritu Santo: Fue entonces que comenz? a bendecir a Dios y a profetizar (Lucas1:67-79). Desde ese momento SE QUEBR? LA ESTERILIDAD, e inicio un nuevo tiempo espiritual para Zacar?as; la unci?n y frescura del Esp?ritu se apoderaron de sus labios y de todo su ser, haciendo que sus palabras fueran ungidas y poderosas.
As? sucede con los l?deres de la Iglesia, cuando reciben al ministerio prof?tico como la respuesta de Dios a sus oraciones; no s?lo son renovados en el Esp?ritu, sino que reciben la invalorable bendici?n de que la ESTERILIDAD ES QUEBRADA en muchos aspectos del desarrollo de sus ministerio




La relaci?n del nacimiento de Juan con la llegada del Ministerio Prof?tico en la actualidad es:

1. La respuesta a la oraci?n de la Iglesia: (v.13). La oraci?n de Zacar?as y Elisabet fue contestada con el nacimiento de un hijo: un Profeta. As? tambi?n la llegada del ministerio prof?tico a la Iglesia.
2. Gozo, alegr?a y regocijo ?para muchos?: (V.14). El levantamiento de los Profetas es un motivo de gozo, pero no ?para todos?, sino ?para muchos?. Para aquellos del Cuerpo de Cristo que han estado esperando por a?os el resurgimiento y la fuerza de la palabra de Dios en el Esp?ritu, una palabra de ARREPENTIMIENTO que desaf?a a una verdadera espiritualidad, y rompe con todos los moldes y formas religiosas que est?n ahogando al pueblo en un activismo sin sentido, ni fruto, donde todo es est?ril. Una palabra ungida, con autoridad y poder que produce el rechinar de dientes y rechazo de parte de los l?deres de la religi?n organizada y hueca.
3. Grande delante de Dios: (v.15). Los Profetas son grandes y amados delante de Dios. No necesariamente son considerados grandes por la gente, o por los l?deres religiosos. Son grandes para Dios debido a que est?n dispuestos a hablar todo Consejo y Palabra de Dios, sin ambig?edades, ni componendas de ninguna clase.
4. Lleno del Esp?ritu Santo desde el vientre de su madre: (v.15). Los Profetas nacen del seno de la Iglesia, son personas llenas del Esp?ritu Santo, que no concuerdan dentro del sistema religioso de la Iglesia tibia. Es muy dif?cil entender lo que sienten, y no parecen encajar porque no viven sus vidas como los dem?s creyentes. As? como Juan se ven ermita?os, porque han comido de la Palabra de Dios que es fuego en sus entra?as, con el fin de llevar al pueblo al arrepentimiento y entrega absoluta al Se?or como rey (Ezequiel 3:1-3, Apocalipsis 10:9-11, Jerem?as 15:16).
5. El instrumento de Dios para que los HIJOS DE ISRAEL, se conviertan al Se?or: (v.16). El texto no habla de la conversi?n de los paganos, sino de que los Profetas son enviados por Dios para la conversi?n de sus HIJOS, LA IGLESIA. El resultado de una Iglesia entregada a Dios, produce como consecuencia natural que los paganos vuelvan sus ojos al Se?or. Por ello es que todo comienza y depende del estado real de la Iglesia.
6. El instrumento de Dios para que descienda el esp?ritu y el poder de El?as: (v.17). El?as hizo muchos milagros y portentos en nombre del Se?or, pero ?d?nde est?n los milagros hechos por Juan el Bautista? Ni un solo milagro hecho por Juan relata la Escritura. ?En d?nde se ve ese poder?, en producir por la Palabra ungida de Dios a su Iglesia, un arrepentimiento de coraz?n a fin de que al convertirse la Iglesia, los dem?s sean salvos por la Palabra de una Iglesia santa, gloriosa y triunfante. Para hacer volver el coraz?n de los creyentes al Se?or, es IMPRESCINDIBLE EL MINISTERIO PROF?TICO, QUE RESTAURA A LA IGLESIA EL ESP?RITU Y EL PODER DE EL?AS. No es posible la llegada genuina de un avivamiento sin que antes sea restablecido en la Iglesia el ministerio prof?tico, que es el encargado de preparar al Cuerpo de Cristo para la manifestaci?n gloriosa del Se?or en las naciones. Para la gran cosecha final.
7. El instrumento para hacer volver el coraz?n de los padres a los hijos, y de los rebeldes a la prudencia de los justos. (v.17). Los Profetas son enviados a hacer que lo torcido del pueblo se enderece, de tal modo que las relaciones de familia espiritual que es la Iglesia est?n sanas, curadas de toda herida, agresi?n, divisi?n, desamor, deslealtad y carnalidad entre las partes. Esto produce sanidad de toda rebeli?n contra Dios, para volver a la prudencia del Se?or.
8. Es el instrumento para preparar al Se?or: UN PUEBLO BIEN DISPUESTO. (v.17). La llegada del Se?or a buscar SU AMADA, SU IGLESIA, requiere que ?sta primeramente alcance la madurez y la estatura de la plenitud de Cristo (Efesios 4:13b). De esta manera ser? "un pueblo bien dispuesto". Para poder realizar dicha labor, es necesario un ministerio prof?tico fuerte en la faz de la tierra, que posea el esp?ritu y el poder de El?as




Publicado por restaurados @ 7:12  | Ense?anzas Biblicas
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios