S?bado, 17 de febrero de 2007
Caracter?sticas y Funciones del Oficio del Profeta



1) MINISTERIO DE FUNDAMENTO (Efesios 2:20):
Los profetas junto con los ap?stoles son los encargados de poner el fundamento correcto, el cual es Cristo. Ellos ?NO SON? el fundamento, sino que ?colocan? el fundamento, trayendo a los creyentes la verdadera comprensi?n de la persona de Cristo.
Es por la autoridad recibida del manto de Cristo, que los profetas han sido llamados a poner el fundamento adecuado de la iglesia. Entre sus funciones no puede haber una m?s importante que ?sta, ya que una iglesia basada en la verdad de la Palabra revelada por el Esp?ritu, es una iglesia que alcanza una mayor dimensi?n y autoridad sobre la faz de la tierra.



2) PERFECCIONAR A LOS SANTOS (Efesios 4:12):
Esta es la obra integral que el ministerio prof?tico realiza con los otros cuatro ministerios. ?Perfeccionar? tiene que ver con: Adecuar, preparar, entrenar, calificar plenamente para el servicio. La idea original de la palabra tiene dos acepciones:
a) Recuperar la integridad, como ocurre con un hueso fracturado que se vuelve a soldar por la colocaci?n de un yeso.
b) Hallar la funci?n de un miembro como tal.



3) TENER AUTORIDAD DE GOBIERNO SOBRE POTESTADES DEMON?ACAS Y SOBRE LA IGLESIA DE CRISTO (Jerem?as 1:10):
El ministerio prof?tico ha sido dotado por Dios de una autoridad especial que abarca la tierra (naciones) y las esferas celestiales (reinos).
Muchas veces la guerra es contra las cosas de la carne que luchan contra el Esp?ritu; pero otras, debe ser contra esp?ritus demon?acos que gobiernan en las regiones celestes.
Las primeras cuatro acciones mencionadas en el vers?culo tienen que ver con aquello que est? errado, torcido, contrario a la voluntad y Se?or?o de Cristo.
Sin ejercer estas primeras cuatro acciones no se podr?an ejercer las ?ltimas dos, que tienen que ver con todo aquello proveniente del Esp?ritu Santo y que est? basado en la persona de Jesucristo.
Esta faceta del ministerio prof?tico, en ocasiones no es bien recibida por el cuerpo de Cristo debido a que todas las estructuras religiosas y deterioradas de la iglesia se ven afectadas. Hay formas y m?todos dentro de la iglesia que posiblemente alguna vez fueron ?tiles, pero que hoy se han transformado en tradiciones y legalismos que impiden el fluir del Esp?ritu Santo.
La Biblia dice en Hebreos 8 vers?culo 13: ??y lo que se da por viejo y se envejece, est? pr?ximo a desaparecer?. No es posible mantener tradiciones y estructuras que son contrarias al Esp?ritu de Dios. Es necesario vivir en ?novedad de vida? permanente, como lo dice 2? Corintios 5:17: ?De modo que si alguno est? en Cristo, nueva criatura es; las cosas viejas pasaron; he aqu? todas son hechas nuevas?.
La palabra ?nuevas? en su original griego, tiene que ver con: no usado, fresco, novedoso. La palabra designa lo nuevo en cuanto a la forma o calidad, m?s bien que nuevo en relaci?n con el tiempo.
Es por esto que el profeta ha recibido de Dios la autoridad de arrancar, destruir, arruinar y derribar todo lo que en la iglesia est? luchando contra la acci?n del Esp?ritu, aquello que est? viejo y necesita desaparecer. Esas cosas son las que se han transformado en la base err?nea de sustentaci?n de la iglesia.
S?lo cuando todo esto es deshecho por la autoridad prof?tica, es posible establecer el ?nico fundamento que nunca debi? haberse quitado: Cristo. A partir de all? es que la iglesia puede ?estar en Cristo? para disfrutar de la novedad de vida que trae el Esp?ritu Santo y Su gobierno.



4) TRAER REVELACI?N (Am?s 3:7; Efesios 3:5):
Es tal el agrado que el Se?or tiene de sus siervos los profetas, que la Biblia declara que ?l no hace nada sin revel?rselo primeramente a ellos.
La revelaci?n tiene dos aspectos:
a) Dar a conocer los planes y prop?sitos de Dios para una persona, familia, congregaci?n, pueblo o naci?n.
b) Traer un entendimiento especial de las Escrituras para la comprensi?n de la Iglesia.
Ambos aspectos est?n interrelacionados y el uno sin el otro no puede subsistir. A los creyentes muchas veces les gusta saber los planes y prop?sitos que Dios tiene con ellos, pero por no haber una clara comprensi?n de las Escrituras se toman caminos errados para que esa voluntad de Dios se cumpla.
El Se?or nunca cumple una palabra prof?tica espec?fica a trav?s de procedimientos contrarios a las Escrituras.



5) MOVERSE EN LOS DONES ESPIRITUALES:
El don de profec?a est? impl?cito en el ministerio prof?tico, por lo cual a trav?s de un profeta hay edificaci?n, exhortaci?n y consolaci?n.
Pero tambi?n es habitual ver otros dones espirituales a trav?s del ministerio prof?tico como: palabra de sabidur?a, palabra de ciencia, don de fe, dones de sanidades, etc.



6) CONFIRMACI?N PROF?TICA (Hechos 15:32):
Confirmar significa: Hacer apoyar sobre, fortalecer, establecer.
Cuando un profeta ministra, los creyentes se sentir?n firmes, constantes, creciendo en la obra del Se?or (1? Corintios 15:58).
Uno de los resultados de la confirmaci?n es que los creyentes son establecidos en la fe, en su creencia firme en el Se?or y su doctrina.
Por otro lado, la confirmaci?n despeja las dudas, el doble ?nimo, etc.
Por ?ltimo, la confirmaci?n tiene que ver con el establecimiento de m?s de un testimonio del Se?or acerca de sus planes y prop?sitos.



7) PREDECIR EL FUTURO (Hechos 11:28; 21:10-11, 33):
Esta es la faceta de ?vidente? (RO'EH) del profeta, ya que puede ?ver? el futuro de algo o alguien por revelaci?n del Esp?ritu Santo.



8) PREPARAR UN PUEBLO BIEN DISPUESTO PARA EL SE?OR (Lucas 1:13-17):
El ministerio prof?tico prepara a la Iglesia para su encuentro con el Se?or, denunciando el pecado, proclamando la justicia, trayendo restauraci?n y verdadera conversi?n.
As? como Juan el Bautista prepar? el camino para la venida de Jes?s, Dios est? levantando una compa??a de profetas para preparar el camino de la segunda venida del Rey de Reyes y Se?or de Se?ores.



9) IMPARTICI?N PROF?TICA (1? Timoteo 1:18; 4:14; Romanos 1:11):
La palabra impartir est? referida a ?dar, compartir, conceder?.
El ministerio prof?tico, por la unci?n recibida, tiene la capacidad de impartir dones y unciones al pueblo de Dios para confirmar a los santos en su tarea y funci?n dentro del cuerpo.
Esta impartici?n es hecha a trav?s de la imposici?n de manos y las profec?as.



10) ACTIVACI?N PROF?TICA (Ezequiel 37:10; Hechos 13:1-3):
El profeta tiene la unci?n de ministrar el soplo sobrenatural del Esp?ritu Santo a los dones y ministerios de los creyentes, como as? tambi?n vida del Esp?ritu a todo el cuerpo de Cristo.
Por el ministerio prof?tico, la Iglesia toma su verdadero lugar y su correcta posici?n para implantar el Reino de los cielos en la tierra.
Por otra parte, el ministerio prof?tico activa los dones ministeriales en el cuerpo de Cristo y los env?a a realizar su labor.
En importante destacar que la imposici?n de manos es hecha por un Presbiterio, esto es, un cuerpo de ancianos, de hombres maduros, cuyas caracter?sticas son la dignidad, sabidur?a y madurez.

Publicado por restaurados @ 7:18  | Ense?anzas Biblicas
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios