Domingo, 18 de febrero de 2007
?C?mo deben actuar los Profetas en la Iglesia local?


La presencia de profetas en la iglesia local, no implica que ellos puedan hacer lo que quieran y como lo quieran. La Palabra establece un orden en la ministraci?n de los profetas dentro de la iglesia local, de acuerdo a 1? Corintios 14:29-33a:
* v. 29: Deben hablar dos o tres profetas y los dem?s juzgar. Los profetas que est?n escuchando a aquellos que est?n profetizando, tienen la capacidad de juzgar en el esp?ritu las profec?as.

* v. 30: Cuando la revelaci?n est? fluyendo, todos los profetas pueden recibirla y entonces deben hablar lo que el Esp?ritu Santo les est? dando.

* v. 31: Deben profetizar ?uno por uno?, as? todos aprenden y todos son exhortados (no solamente los profetas, sino todos los creyentes).

* v. 32: No es verdad que un profeta no puede contenerse o detenerse; el esp?ritu siempre est? sujeto al profeta. ?l puede esperar, hablar o detenerse en el momento que sea necesario. De no hacerlo as?, entonces se genera el desorden.

* v. 33a: Este comportamiento por parte de los profetas, muestra al Dios de paz que tenemos y no de confusi?n.



?C?mo reconocer a los falsos Profetas?


Este tema es muy discutido dentro del cuerpo de Cristo, porque la mayor?a de las veces se utilizan par?metros equivocados para juzgar si los profetas son verdaderos o falsos. Por ese mismo error, hay muchos creyentes confundidos que a?n ni quieren hablar de los profetas. Sin embargo, la Biblia da una ense?anza precisa y contundente con respecto a los falsos profetas. Comenzaremos con la ense?anza de Jes?s, quien habl? de ellos y de c?mo reconocerlos.
En el pasaje de Mateo 7:15-20, se pueden ver en primer lugar ciertas caracter?sticas de los falsos profetas, como ser:
* Se visten de ovejas, esto es, tienen una apariencia externa de piedad y bondad.
* Por dentro son lobos rapaces, o sea, en su interior est?n buscando a quien devorar con su falsedad y enga?o.
Si estas son sus caracter?sticas, entonces ?cu?l es la manera de reconocerlos? La respuesta es categ?rica: Por sus ?frutos?.
Esta palabra en su original griego, significa ?la expresi?n visible del poder que obra interna e invisiblemente, siendo el car?cter del fruto evidencia del car?cter del poder que lo produce? (Diccionario expositivo de palabras del Nuevo Testamento, W. E. Vine).
Lo que da a entender este significado es que si el poder que mueve a un profeta es malo en esencia, entonces su fruto tambi?n lo ser?; esto lo convierte en un falso profeta.
Lo que se debe evaluar en el profeta es su vida en diferentes aspectos, como por ejemplo: personal, matrimonial, familiar, ministerial. Es necesario observar su madurez, su mensaje, su motivaci?n, su objetivo, su interdependencia, su moralidad, su administraci?n del dinero. Estas son las cosas que muestran qu? clase de profeta es el que est? ministrando.

Otro pasaje muy revelador y que concuerda con la ense?anza de Jes?s, es Deuteronomio 13:1-5. Aqu? se nos muestra que puede levantarse un profeta, tener palabra o sue?o y anunciar se?al o prodigios, los cuales se pueden cumplir.
Dada tal situaci?n, podr?amos juzgar que se trata de un verdadero profeta. Pero la evaluaci?n no debe estar hecha por el cumplimiento o no de una palabra, sino por lo que produce la ministraci?n del profeta en la vida del pueblo.
En este caso, el profeta est? inclinando el coraz?n del pueblo hacia dioses ajenos, cuando su verdadero prop?sito siempre debiera ser exaltar a Jesucristo y darle toda la gloria a Dios.
Es muy importante observar que Dios permite la intervenci?n del falso profeta, porque tiene un objetivo: ?Probar a su pueblo?. Es incorrecta la inclinaci?n del coraz?n del ser humano, en cuanto a saber exclusivamente acerca de su futuro. M?s bien, debe estar dispuesto a recibir toda la ministraci?n de un profeta, porque el Se?or siempre quiere bendecir a sus hijos.
En Deuteronomio 18:18-22 se puede ver nuevamente que un falso profeta no necesariamente tuvo que haber dado una palabra que no se cumpliera para calificarlo como tal. M?s bien, tuvo que guiar al pueblo hacia dioses falsos.
A?n puede ocurrir que un profeta hable en nombre del Se?or, pero que la palabra prof?tica no se cumpla, debido a que el Se?or nunca habl? tal palabra. Entonces ese profeta habl? con ?presunci?n? (arrogancia, soberbia), sin ser necesariamente un falso profeta.
Para cerrar este tema tan crucial, es oportuno analizar 1? Juan 4:1 que dice: ?Amados, no cre?is a todo esp?ritu, sino probad los esp?ritus si son de Dios; porque muchos falsos profetas han salido por el mundo?.
Se necesita una actitud madura del pueblo de Dios para poder probar los esp?ritus que impulsan a los profetas, ya sea verdaderos o falsos, a actuar.
La palabra probar tiene que ver con: Saber distinguir, someter a prueba, comprobar, examinar. Por lo tanto, los creyentes llenos del Esp?ritu Santo pueden distinguir qu? clase de esp?ritu es el que dirige a un profeta.
La finalidad de toda esta ense?anza es que podamos evaluar a un profeta como verdadero o falso, no por lo que ?habla? sino por lo que ?es?.


Tipos de Ap?stoles y Profetas en el Antiguo Testamento

En el Antiguo Testamento hay varias referencias tipol?gicas de las funciones apost?licas y prof?ticaque nos podr?an ser de ejemplo. Analizaremos s?lo una, para entender el trabajo conjunto de estos ministerios y de c?mo ambos han sido llamados por Dios a poner el fundamento de la iglesia.
En Zacar?as 4:1-9 vemos al profeta recibiendo una revelaci?n del Se?or para la vida de Zorobabel. Como profeta, Zacar?as debi? animar a Zorobabel, mostr?ndole los planes y prop?sitos que el Se?or ten?a para su vida: Reconstruir la casa de Dios. Zorobabel deber?a comenzar echando los cimientos, lo cual representa una clara tarea apost?lica. Al igual que resulta para los ap?stoles de la actualidad, la tarea no podr?a ser hecha con el esfuerzo o capacidad personal, sino con el Esp?ritu de Dios.
En el libro de Esdras cap?tulo 5, vers?culos 1 y 2, observamos un complemento del pasaje inicial. Esta vez vemos a Zacar?as trabajando conjuntamente con el profeta Hageo, trayendo palabra del Se?or a todo el pueblo. Esta palabra activ? a los jud?os a realizar la tarea de reconstrucci?n. Pero lo notable es que Zorobabel junto con Jes?s o Josu?, comenzaron la tarea apost?lica de echar los cimientos y una vez que ellos iniciaron, los profetas ayudaron en la misma tarea de reedificaci?n.
Los ministerios apost?licos y prof?ticos son los iniciadores de profundos cambios en la vida de la iglesia, haciendo que ella tenga bases s?lidas, a la vez que pueda reconocer su posici?n delante del Se?or.




El poder de la uni?n de Ap?stoles y Profetas?


Aquello que estaba en el coraz?n de Dios cuando la iglesia iniciaba, el Esp?ritu Santo lo est? restaurando en estos ?ltimos tiempos. No hay mayor bendici?n para la iglesia que entender el gobierno teocr?tico y sujetarse a ?l. De esta manera, la uni?n de ap?stoles y profetas lleva a la iglesia a una mayor dimensi?n permiti?ndole ser la que, en su conjunto, represente al Se?or sobre la tierra.
1? Corintios 12:28 expresa: ?Y a unos puso Dios en la iglesia, PRIMERAMENTE ap?stoles, LUEGO profetas,?? Aqu? se manifiesta un orden puesto por Dios.
Los ap?stoles primeramente y lo profetas en segundo lugar, son los dones ministeriales de m?s alto rango y jerarqu?a, y ambos tienen una gran autoridad en el reino espiritual.
La tarea de poner el fundamento referida en Efesios 2:20, conlleva la idea de tener que luchar con el sistema de creencias y pensamientos de los creyentes. Los ap?stoles y profetas siempre tienen que desafiar lo previamente establecido por la sociedad, la cultura, la educaci?n, la familia, la religiosidad, la mediocridad, etc.
Con esta autoridad delegada de Dios, los ap?stoles y profetas pueden desafiar a todos los cimientos err?neos establecidos por el hombre y las fuerzas demon?acas que los sustentan, para deshacer lo humano y establecer lo divino.
Debido a que son ministerios de fundamento, los ap?stoles y profetas necesitan de una unci?n especial para llevar a la iglesia a un mayor nivel espiritual.
Efesios 3:5 dice: ??misterio que en otras generaciones no se dio a conocer a los hijos de los hombres, como ahora es revelado a sus santos ap?stoles y profetas por el Esp?ritu?? Es notable ver c?mo los ap?stoles y los profetas en perfecta unidad traen a la Iglesia una revelaci?n sobrenatural del Esp?ritu, la cual da a conocer los misterios de Dios con un entendimiento claro a los creyentes de los planes y prop?sitos del Se?or.
Sin esta revelaci?n, la visi?n de los creyentes ser?a muy corta y sin la posibilidad de alcanzar la plenitud a la cual el Esp?ritu desea llevarlos.
Este es el bendito tiempo, en el cual la iglesia se ver? siendo desafiada por el Se?or a romper con todas las tradiciones de hombres y remontar las alas para volar sobre nuevas alturas espirituales y as? ser ?la plenitud de Aquel que todo lo llena en todo? (Efesios 1:23).




LES ENVIO ESTE MATERIAL PARA QUE LO ENSE?EN EN EL MINISTERIO, IGLESIA, ESCUELAS, O GRUPOS EN LOS CUALES MINISTRAN EN LOS DIFERENTES PUNTOS DE LAS NACIONES DONDE SE DESARROLLAN....

...DE GRACIA HEMOS RECIBIDO, DE GRACIA DAMOS

BENDICIONES!!

A tu Servicio

Pr. Armando Pereyra
[email protected]

Publicado por restaurados @ 7:20  | Ense?anzas Biblicas
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios