Jueves, 22 de febrero de 2007
Si usted quiere ver la gloria de Dios en su vida, necesita una disciplinada vida en comuni?n con el Esp?ritu Santo.

Hay tres recomendaciones para tal efecto:

1. Una vida de oraci?n.
2. Espere en la presencia de Dios
3. Mantenga el fuego encendido.

1. La vida de oraci?n:
Los siervos de Dios que m?s han impactado el mundo, han sido sin excepci?n hombres de oraci?n.

Fueron constantes y profundos y no se contentaban con unos minutos de oraci?n. Nada en su vida fue rutinario. Fueron hombres disciplinados y hac?an que la gloria de Dios bajara.

Muchos de nosotros hacemos muchas cosas para Dios: trabajamos, leemos un buen libro, predicamos, ense?amos, etc., pero cuando se trata de orar, arrugamos la cara, nos da sue?o, volvemos a ver para otro lado y no podemos profundizar en la oraci?n, o sea, se nos viene el viejo hombre.

Debemos de empezar disciplinadamente todos los d?as a orar, hay tantas cosas porqu? orar.

Nuestra b?squeda espiritual, nuestra comuni?n con el Esp?ritu Santo, tiene que ser de rodillas.

Debemos de invertir tiempo en la oraci?n. Hebreos 11:6 ? Debemos de creer que Dios es galardonador de los que le buscan, o sea, Dios dice en Su Palabra y asegura que todo aquel que lo busca con sinceridad, basado en su fe en El, ser? recompensado.

El encontrarnos con Dios a solas, nunca tendr? que ser con m?todos pero si se necesita de una buena dosis de disposici?n.

La alabanza, la adoraci?n, la lectura de Su Palabra, hace que el tiempo sea corto y abre las puertas al Esp?ritu Santo, tambi?n el altar en la Iglesia nos invita a pasar cuando hay tiempos de oraci?n. All? en comuni?n con nuestros hermanos, podemos o?r la voz del gran Rey.

Al pasar un tiempo largo con el Se?or, experimentar? la paz, el gozo y la fortaleza del Esp?ritu Santo.

Filipenses 4:6-7 dice que si usted no quiere estar afanoso en el d?a, ore m?s. En el momento que usted empiece a preocuparse, det?ngase, haga un alto y ore, y el Esp?ritu Santo vendr? a usted. La paz de Dios es saber que El controla todo, porque nuestra ciudadan?a en el Reino de los Cielos est? asegurada y sus problemas han dejado de ocupar un lugar importante en tu vida. ?Aleluya!.

2. Espere en la presencia de Dios:
Hechos 1:4. El saber esperar en Dios en Su presencia es de suma importancia. Cuando Jes?s despu?s de Su muerte se les present? a sus disc?pulos y les dijo que no se fueran de Jerusal?n y que ah? ten?an que esperar la promesa del Padre. Al esperar la promesa fueron investidos de un poder sobrenatural dado por el Esp?ritu Santo en el d?a de Pentecost?s.

Ellos supieron esperar. Ver tambi?n Lucas 24:49.
Mois?s tuvo tambi?n que esperar (?xodo 24:12). La espera tiene grandes beneficios, porque te hace saber que Dios tiene la prioridad y que tus apuros a nada te llevar?n, nunca podemos condicionar a Dios porque el merece todo nuestro respeto.

Como dice el Salmo 40:1 ?Pacientemente esper? a Jehov?, y se inclin? a mi y oy? mi clamor?. Si usted sigue leyendo el texto, David supo que esperar no era f?cil, sin embargo, el recibi? beneficios porque Dios lo sac? de la desesperaci?n.

La espera tambi?n permite que Dios obre en nosotros y que nuestra voluntad sede a la suya (que se haga Su voluntad).

La b?squeda de Dios no se debe nunca a basarse en emociones sino en una voluntad diaria y constante.

Recuerda que la oraci?n de espera ser? siempre sobre nuestras rodillas.

3. Mantenga el fuego encendido:
Lev?tico 6:12-13 ? El pueblo de Israel junto con sus sacerdotes presentaban en la ma?ana y en la ca?da de la tarde, el holocausto, para mantener el fuego santo sobre el altar. Esto representaba la presencia eterna del Se?or en el sistema de sacrificios. Pero el fuego del Esp?ritu Santo est? hoy presente en cada creyente cuando lo buscan de coraz?n en adoraci?n. El enciende el fuego cuando el Esp?ritu Santo entr? a vivir en nosotros y lo cuida al fin de que podamos crecer en gracia al andar con El.

La Biblia nos dice ?no apagu?is al Esp?ritu? (I Tesalonicenses 5:19), o sea, no podemos apagar los dones que Dios nos dio porque si no el fuego se apaga.

Mantengamos el fuego encendido en nuestra vida. Romanos 12:11 dice ?fervientes en el esp?ritu?. El fuego de Dios quiere estar encendido y ardiendo siempre en tu vida. Mantenga la llama encendida cada d?a.

Ap. Rony Chaves
?

Publicado por restaurados @ 7:30  | Ense?anzas Biblicas
Comentarios (4)  | Enviar
Comentarios
Estimado hermano en cristo, te deseo las mas grandes bendiciones de nuestro se?or. Me es de mucha alegria y gozo encontrarme con este articulo, ya que es lo que necesito para crecer en el se?or. muchas gracias
Alex
Concepcion
Chile
Publicado por Invitado
Mi?rcoles, 09 de abril de 2008 | 0:54
ESTOY AGRADECIDO DE LO QUE DIOS PUEDE HACER EN MI VIDA .AGRADESCO POR ESTAS PALABRAS QUE EDIFICA MI Y A OTROS ......GRACIAS DIOS POR USAR A TUS SIERVOS ...VENDICIONES HERMANO.....
Publicado por Aniceto Moroquilca
Mi?rcoles, 12 de agosto de 2009 | 17:46
entre mas conozco al Esp?ritu Santo, m?s lo necesito....estas palabras me dan fuerzas para seguir enamorandome cada dia mas y mas de El. Dios te bendiga hermano y que El Esp?ritu Santo te acompa?e siempre!!!
Publicado por Invitado
Martes, 12 de enero de 2010 | 0:58

. ES MUY FACIL DECIRLO QUE ESCRIBES SOBRE EL ESPIRITU SANTO, PERO MUY DIFICIL HACERLO. QUE EL SEÑOR LO BENDIGA A UD. Y A SU FAMILIA Y QUE ADEMAS LE AYUDE A SER EL SIERVO QUE DIOS QUIERE QUE UD SEA, NO EL QUE UD. PIENSA QUE DIOS QUIERE. 

Publicado por Invitado
Viernes, 02 de septiembre de 2011 | 1:22