Mi?rcoles, 28 de febrero de 2007

?or el Ap?stol Rony Chaves

La necesidad de profetas en la reedificaci?n del Templo

?Entonces cuando la copia de la carta del rey Artajerjes fue le?da delante de Rehum y de Simsai secretario y sus compa?eros, fueron apresuradamente a Jerusal?n, a los jud?os, y les hicieron cesar con poder y violencia.
Entonces ces? la obra de la casa de Dios que estaba en Jerusal?n y qued? suspendida hasta el a?o segundo del reinado de Dar?o rey de Persia.?
Esdras 4:23-24

A pesar de que los jud?os hab?an retornado a Jerusal?n de la cautividad en Babilonia y hab?an vuelto a levantar el culto y las ofrendas a Jehov?, la oposici?n vino.

Los que retornaron del cautiverio, fueron a la Casa de Dios y restauraron el altar y los holocaustos a Jehov?. Esto fue maravilloso para ellos y les anim? a volver a levantar los cimientos del templo. Su anhelo y determinaci?n fue restaurar y reedificar la Casa del Se?or.

?Cuando lleg? el mes s?ptimo, y estando los hijos de Israel ya establecidos en las ciudades, se junt? el pueblo como un solo hombre en Jerusal?n.
Entonces se levantaron Jes?a hijo de Josadac y sus hermanos, y Zorobabel hijo de Salatiel y sus hermanos, y edificaron el altar del Dios de Israel, para ofrecer sobre ?l holocaustos como est? escrito en la ley de Mois?s var?n de Dios.?
Esdras 3:1-2


Colocaci?n de los cimientos del Templo

Es bajo el liderazgo de Zorobabel y Jes?a, tipo de ap?stoles, que se reinicia la construcci?n en la Casa de Dios.

?En el a?o segundo de su venida a la casa de Dios en Jerusal?n, en el mes segundo, comenzaron Zorobabel hijo de Salatiel, Jes?a hijo de Salatiel, y los otros sus hermanos, y todos los que hab?an venido de la cautividad a Jerusal?n, y pusieron a los levitas de veinte a?os arriba para que activasen la obra de la casa de Dios.
Jes?a tambi?n, sus hijos y sus hermanos, Cadmiel y sus hijos, hijos de Jud?, como un solo hombre asist?an para activar a los que hac?an la obra en la casa de Dios, junto con los hijos de Henadad, sus hijos y sus hermanos, levitas.?
Esdras 3:8-9

En esta primera etapa de la reedificaci?n y colocaci?n de los cimientos del templo, la emoci?n y la alegr?a se hicieron presentes.

Es en esta fase que todo parece marchar bien, solo hay motivos de j?bilo y gozo.

?Y cuando los alba?iles del templo de Jehov?, echaban los cimientos, pusieron a los sacerdotes vestidos de sus ropas, y con trompetas, y a los levitas hijos de Asaf con c?mbalos, para que alabasen a Jehov?, seg?n la ordenanza de David, rey de Israel.? Edras 3:10

Despu?s de viajar desde la Cautividad a Jerusal?n con apoyo real, el echar los cimientos del templo fue algo glorioso para los jud?os.

?Y cantaban alabando y dando gracias a Jehov?, y diciendo: Porque ?l es bueno, porque para siempre es su misericordia sobre Israel. Y todo el pueblo aclamaba con gran j?bilo, alabando a Jehov? porque se echaban los cimientos de la casa de Jehov?.? Edras 3:11

La alabanza es fundamental para levantar los cimientos en la casa de Dios. El j?bilo, la griter?a y la m?sica de exaltaci?n son factores necesarios a considerar hoy si queremos edificar la morada del Rey.

Por otro lado, gritos, j?bilo y alabanza, son el anuncio prof?tico de que el Esp?ritu Santo ha comenzado a echar los cimientos de Su Casa a trav?s de sus constructores apost?licos. Aleluya.

Muchos que hab?an visto la primera casa en pie en los d?as de Salom?n y los reyes de Jud?, lloraban en voz alta. Los que hab?an contemplado la gloria primera del Templo derramaban su coraz?n ante el Se?or, junto a los m?s nuevos.

?Y muchos de los sacerdotes, de los levitas y de los jefes de casas paternas, ancianos que hab?an visto la casa primera, lloraban en alta voz, mientras muchos otros daban grandes gritos de alegr?a.

Y no pod?a distinguir el pueblo el clamor de los gritos de alegr?a, de la voz de lloro; porque clamaba el pueblo con gran j?bilo, y se o?a el ruido hasta de lejos.?
Esdras 3:12-13

Primero viene la emoci?n de edificar, pero luego vienen la reacci?n de los enemigos para tratar de detener la obra.

La construcci?n que inici? r?pida se volvi? lenta por el ataque de los enemigos.
Los adversarios de la Obra, hicieron cesar el trabajo de la casa de Dios, usando toda su influencia.

?Entonces ces? la obra de la casa de Dios que estaba en Jerusal?n, y qued? suspendida? Esdras 4:24a

El enemigo detiene el proceso de reconstrucci?n del templo infundiendo temor y sobre todo des?nimo. Satan?s hoy, igual que ayer, atacar? a los l?deres edificadores operando un esp?ritu de des?nimo.

L?deres apost?licos est?n detenidos hoy. Muchos proyectos de Dios est?n suspendidos por el des?nimo, Satan?s se opuso y bloque? la construcci?n.
En medio de esta f?rrea resistencia, Dios tiene su respuesta o contra ataque. Los profetas son la clave. Am?n.

?Profetizaron Hageo y Zacar?as hijo de Iddo, ambos profetas, a los jud?os que estaban en Jud? y en Jerusal?n en el monte del Dios de Israel quien estaba sobre ellos. Entonces se levantaron Zorobabel hijo de Salatiel y Jes?a hijo de Josadac, y comenzaron a reedificar la casa de Dios que estaba en Jerusal?n...?
Esdras 5:1-2a

Profetas en acci?n

?Entonces se levantaron Zorobabel hijo de Salatiel, y Jes?a, hijo de Josadac, y comenzaron a reedificar la casa de Dios que estaba en Jerusal?n y con ellos los profetas de Dios que les ayudaban?
Esdras 5:2

Cuando Dios inicia un proceso de restauraci?n dos ministerios son necesarios y a?n un tercero:

1. Ap?stoles
2. Profetas
3. Salmistas (m?sicos, cantores y directores)

Ap?stoles reciben la carga y el llamado. Con ?ste la visi?n, la provisi?n y la unci?n. Ellos son escogidos y enviados a cumplir la misi?n.

La tarea como en el caso de Nehem?as, Zorobabel y Jes?a inicia con fuerza. Dios desata poderes de organizaci?n, unidad y convocatoria territorial.

La intenci?n del Se?or es destruir la obra de Satan?s, derribar la resistencia de esp?ritus territoriales asignados a ciudades y regiones.

La unci?n apost?lica trae la estrategia para vencerlos y sacarlos del territorio. Am?n.

La tarea misionera se inicia con fuerza y con ?xitos iniciales. Pero de inmediato Satan?s se opondr?. ?l se mover? a trav?s de hombres serviles a ?l, como Tob?as, Sambalat y Tatnai, para detener la obra de reedificaci?n.

Usar?n todo tipo de armas viles para oponerse al plan apost?lico del Se?or.
Su estrategia es infundir miedo a trav?s de amenazas y persecuci?n; tambi?n traer des?nimo para que se paralice la construcci?n de la Casa.

La clave del Esp?ritu Santo en la batalla territorial es unir a los ap?stoles y a los profetas. Aleluya.

Dios quiere unir estos dos ministerios, ?stos son esenciales para el ?xito del Plan Divino.

La unci?n de ap?stoles moviliza al pueblo hacia la edificaci?n. La unci?n de los profetas levanta el ?nimo de los ap?stoles y los mueve a continuar edificando. Am?n.

Lamentablemente hoy, la Iglesia es d?bil en la operaci?n de ap?stoles y profetas. Peor a?n, en ella no est? muy desarrollado el ministerio prof?tico. Pero sabemos que el Se?or har? emerger en breve a Sus profetas. Gloria a Dios.
L?deres apost?licos deben entender el papel de los profetas en la edificaci?n de la casa de Dios. Profetas animan, infunden ?nimo y valor. Adem?s operan junto a los edificadores, ayud?ndoles a construir.

?Y los ancianos de los jud?os edificaban, y prosperaban, conforme a la profec?a del profeta Hageo y de Zacar?as hijo de Iddo. Edificaron, pues, y terminaron, por orden del Dios de Israel, y por mandato de Ciro, de Dar?o y de Artajerjes rey de Persia.?
Esdras 6:14

Hoy necesitamos igual que ayer a los Hageo y a los Zacar?as, necesitamos profetas para terminar la Casa del Se?or.

Comentarios

Excelente artículo, felicitaciones!! me ayudo en gran manera...

Publicado por Invitado
Jueves, 07 de octubre de 2010 | 11:29