Mi?rcoles, 28 de febrero de 2007
Por el Ap?stol Rony Chaves

?En el mes s?timo, a los veinti?n d?as del mes, vino palabra de Jehov? por medio del profeta Hageo, diciendo: Habla a hora a Zorobabel hijo de Salatiel, gobernador de Jud?, y a Josu? hijo de Josadac, sumo sacerdote y al resto del pueblo diciendo:
?Qui?n ha quedado entre vosotros que haya visto esta casa en su gloria primera, y c?mo la veis ahora? ?No es ella como nada delante de vuestros ojos?
Pues ahora, Zorobabel, esfu?rzate, dice Jehov?; esfu?rzate Josu? hijo de Josadac, sumo sacerdote; y cobrad ?nimo, pueblo todo de la tierra, dice Jehov?, y trabajad; porque yo estoy con vosotros, dice Jehov? de los ej?rcitos.
Seg?n el pacto que hice con vosotros cuando salisteis de Egipto, as? mi Esp?ritu estar? con vosotros, no tem?is.
Porque as? dice Jehov? de los Ej?rcitos: De aqu? a poco yo har? temblar los cielos y la tierra, el mar y la tierra seca; y har? temblar a todas las naciones, y vendr? el Deseado de todas las naciones; y llenar? de gloria esta casa, ha dicho Jehov? de los ej?rcitos. M?a es la plata, y m?o es el oro, dice Jehov? de los ej?rcitos.
La gloria postrera de esta casa ser? mayor que la primera, ha dicho Jehov? de los ej?rcitos; y dar? paz en este lugar, dice Jehov? de los ej?rcitos.?
Hageo 2:1-9

La profec?a de Hageo vino en el mes s?ptimo y en el d?a veintiuno.

Esta palabra ven?a dirigida a Zorobabel, el gobernador de Jerusal?n, a Josu? el sumo sacerdote representantes del liderazgo de Israel y tambi?n al pueblo.

Lo primero que hace el profeta es recordar el esplendor de la casa de Dios en su gloria primera, para compararla luego con la tr?gica decadencia de los d?as de la profec?a.

?l hace un ?nfasis, la casa estaba en ruinas, era como nada en realidad, ante sus ojos.

Obviamente, al detenerse la construcci?n, era necesario inyectar una nueva motivaci?n a los l?deres edificadores- Este fue el contenido de la profec?a:

1. Esfu?rzate. Esta expresi?n es una orden a Zorobabel, a Josu? y al pueblo. No fue una queja, fue una motivaci?n. Fue palabra directora, ?vuelvan al trabajo? parec?a decir el profeta. ?Lev?ntense y restauren la casa? podr?a leerse como la intenci?n del Se?or. Am?n.

2. Cobrad ?nimo y trabajad; porque yo estoy con vosotros. Este anuncio prof?tico implicaba el por qu? del esforzarse. Porque el Se?or mismo promet?a estar con ellos en la batalla y labor de reconstrucci?n. La sola promesa de la presencia del Se?or, deb?a motivar al trabajo, deb?a levantar el ?nimo del pueblo. El Se?or anunciaba su respaldo. Aleluya.

3. Seg?n el pacto que hice con vosotros. Esta era la verdadera raz?n de la promesa y de la presencia del Se?or. ?l es un Dios de pacto y ?l les recordaba que su Esp?ritu estar?a con ellos porque ?l ten?a alianza con Israel como no la ten?a con otro pueblo sobre la tierra.

4. As? mi Esp?ritu estar? en medio de vosotros, no tem?is. Si el des?nimo y el temor fueron el obst?culo m?s grande contra la edificaci?n. Ahora el Se?or les animaba a seguir construyendo garantiz?ndole la presencia del Esp?ritu entre ellos. Esto ser?a el motivo de su coraje no de su temor. El Dios del cielo, les da la raz?n para no temer, el Esp?ritu estar?a en medio de ellos; gloria a Dios.

5. Har? temblar los cielos y la tierra. Dios habla del futuro, ?l sacudir? las naciones a trav?s de su pueblo. Aleluya. Todo ser? sacudido, Dios se prepara para hacer temblar todas las estructuras religiosas y pol?ticas de las naciones a trav?s de Su pueblo edificador. Esta es una promesa prof?tica antes de la venida del Se?or

6. Y vendr? el Deseado de las naciones. Antes de que Jesucristo vuelva, Dios restaurar? Su Casa, la Iglesia, para recibir Su gloria. A pesar de que cuando Jes?s en su entrada al Templo restaurado, cumpli? esta Escritura, la mejor parte se ha reservado para los ?ltimos d?as. D?as en los cuales Dios llenar? Su Casa, la Iglesia, con Su Presencia Manifiesta o Gloria Shekinah. Am?n.

7. M?a es la plata, y m?o es el oro. El profeta Hageo declara a los constructores: Cobren ?nimo, vuelvan al trabajo y esfu?rcense, porque Jehov?, Quien es un Dios de pacto estar? con vosotros para cumplir Su alianza con nuestros padres. ?l va a llenar Su Casa con Su Gloria otra vez cuando env?e al Mes?as al Templo. Trabajad, pues aunque los enemigos se oponen, el Se?or es el due?o de toda riqueza y ?l nos dar? oro y plata para edificar al traer sacudimiento y temblor sobre naciones vecinas. Hageo estaba declarando que todo lo que se necesite en la reconstrucci?n de la Obra ser? suplido por Jehov?, nuestro proveedor. Aleluya.

8. La Gloria postrera. El Se?or anuncia que se propone mostrar una gloria mayor en la casa postrera de la reedificaci?n. Dios a trav?s de Hageo profetiza que la gloria primera de la Casa de Jehov? ser? menor que la manifestaci?n de Su Presencia postreramente.
Dios est? por soltar una gloria mayor. El proceso de reedificaci?n del Templo nos anuncia prof?tica y simb?licamente lo que vendr? a la Iglesia, el Templo del Esp?ritu Santo. Am?n.

Comentarios
gracias por tan hermosa informacion. Es muy valiosa para mi y mi iglesia .
Publicado por Invitado
Jueves, 16 de julio de 2009 | 13:36