Domingo, 24 de junio de 2007
Al leer Hch.9:32-35 nos encontramos con un enfermo cr?nico llamado Eneas que sufr?a una par?lisis de 8 a?os. El poder de Cristo lo san?, recobr? su salud, tuvo que levantarse y hacer su cama, y s?lo por verlo, ciudadanos de dos regiones: Lida y Sar?n se convirtieron al Se?or.

Hay enfermedades cr?nicas que nos hacen tanto da?o f?sicamente y procuran nuestra muerte espiritual, Eneas ten?a 8 a?os de no poder moverse, ni caminar, ni subir ni bajar por s? mismo, siempre dependiendo de la aceptaci?n o rechazo de los dem?s. En Mr. 5:25 nos encontramos con otra enfermedad cr?nica, la mujer con flujo de sangre desde hace doce a?os, luego en Mr. 9:21 tenemos al joven muchacho epil?ptico y esquizofr?nico a quien el esp?ritu mudo lo sacude en el fuego, en el agua, lo golpea y lacera desde ni?o; en el evangelio de Juan 9:1-7 nos encontramos con un pobre hombre que hace 38 a?os est? enfermo y por falta de ayuda no puede llegar a ser sanado, el ciego de nacimiento de Juan 9:1 puede volver a ver y el cojo de nacimiento, limosnero por la fuerza nos demuestran la calidad de vida que actualmente tenemos.

Nosotros dejamos que la enfermedad se haga cr?nica por muchas razones: falta de dinero, medios, ayuda, consideraci?n, conocimientos y a?n falta de diligencia y el mundo nos responde que todo esto tiene un precio.

Sin embargo cuando confesamos que nuestra enfermedad espiritual se ha hecho cr?nica pese a encontrarnos en una b?squeda minuciosa de Cristo, es entonces cuando El exige de nuestra fe para darle todo el lugar, la honra y autoridad para obrar en nuestra vida, en nuestra familia y en nuestra congregaci?n; el no viene a casarse con una enferma, coja, ciega, an?mica, vieja o limosnera ni mendiga, el viene a casarse con la mujer m?s hermosa, aquella que ha podido dejar a Cristo su novio hacerla a su manera, es a esa iglesia y a esa vida que Jesucristo permite que con solo tocarle con un dedo de los 20 que tenemos, poder dejar de ser an?micos y debiluchos, es que el permite que seamos libres de todo esp?ritu mudo y atormentador tan solo "si podemos creer ", es que nos sana cuando "queremos ser sanos", es el que nos permite volver a caminar, ver, erguirnos y a?n ser limpio si descendemos a lavarnos en el tanque del ENVIADO, es el que permite que tengamos toda bendici?n cuando dejamos que unja nuestros ojos con la realidad de este mundo como el barro, pero con la sustancia de su Esp?ritu Santo, Jes?s quiere librarnos de toda enfermedad cr?nica espiritual, no por ganancia, no por retribuciones y mucho menos por premios visibles o a?n ocultos.

Jes?s nunca vendi? sus milagros ni ofert? su salvaci?n, Jes?s y sus disc?pulos dieron la bendici?n de SALUD f?sica y espiritual cuando aquellos que la necesitaban decidieron creer, decidieron acercarse a Cristo, tocarle, o?r su voz y recibir lo que fuera de El.

Esta es la necesidad de mucha iglesia hoy, y esta es la prioritaria necesidad de cualquier vida que se siente como la mujer que sangraba, o como el ciego y cojo de nacimiento, o como el atormentado con el esp?ritu mudo, como aquel que hac?an 38 a?os que no recib?a nada, para todos aquellos el Se?or solo dice esto Mr.9:23: SI PUEDES CREER, AL QUE CREE TODO LE ES POSIBLE.


Publicado por restaurados @ 12:36  | Reflexiones
Comentarios (2)  | Enviar
Comentarios
doy gloria a Dios.por sus reflexiones y sus predicas que Dios,siga bendiciendo su ministerio.atte.nancy
Publicado por Invitado
Jueves, 25 de septiembre de 2008 | 18:35

DIOS les bendiga siga adelante con esas bonitas reflexiones yo siempre las comparto con mis oyentes en la radio me llamo RAMON DAVILA

Publicado por Invitado
Martes, 05 de octubre de 2010 | 23:48