Martes, 18 de septiembre de 2007
LA PREFIGURACION DEL NUEVO NACIMIENTO

Desde el principio de la revelaci?n b?blica, encontramos una serie de figuras que se?alan algo del futuro. Figuras que son como la sombra de un cuerpo que se levantar?a en los finales de los tiempos. Si se lee con detenimiento el cap?tulo 01 de G?nesis, que es una descripci?n inspirada, real e hist?rica de la creaci?n tambi?n es una figura muy gr?fica de como Dios hizo una creaci?n perfecta en los confines del pasado remoto. El Se?or hizo una creaci?n inmaculada, preciosa antes del hombre, pero esa creaci?n cay?. Luego cre? al hombre.

La figura que queremos se?alar es la figura creativa y es en la siguiente forma: Dios para hacer la creaci?n que hoy est? vigente, tuvo que arrancar de un caos. Empez? tratando con una masa ca?tica en oscuridad, tinieblas y desorden ya que no hab?a luz, vida, ni actividad. Y esto es figurativo de la vida nuestra cuando el Se?or no hab?a llegado a nosotros. Cuando el Se?or no hab?a dicho todav?a Sea la luz, qu? hab?a en nosotros?? Solo tinieblas, caos y desorden. No queremos ni siquiera recordar las escenas de la vida pasada porque no hab?a nada, absolutamente que valiera la pena: Era un caos completo. Si hay alguien que diga que antes que Dios trat? con ?l era una preciosidad, que estaba en orden, que el Se?or solo le agreg? su gracia, esa no ser? la verdad. El Se?or llega a nosotros exactamente as? como estaba la creaci?n en el principio, lleg? a nuestro caos y a nuestro desorden. Si El no llega y no trata con nosotros, todav?a hoy estuvi?ramos en caos, nuestra vida quiz? ya no estuviera en la tierra, porque el caos destruye y aniquila.

Note que para que la creaci?n surgiera del caos, hubo necesidad no solamente de que Dios diera la voz, sino que el Esp?ritu de Dios (el poder de Dios) se moviera para estructurar del caos al hombre. Esto nos lleva a la siguiente verdad: Si Dios no llega a nosotros, qui?n hubiera podido ordenar nuestro caos?? Qui?n hubiera podido rehacer nuestra vida?? La cultura no lo hizo, si es que usted alcanz? cultura. La disciplina no la hizo, si es que usted se disciplin?. Los buenos deseos no lo hicieron, si es que los tuvo. Las religiones que intentaron alguna vez poner orden en este caos no lo lograron. El amor maternal, los v?nculos de la carne no lograron en ninguna manera sacarnos del caos. Cu?ntas veces nuestra madre, o padres piadosos nos pidieron que nos enderezaramos?? Y dec?amos, si mam?, si pap?, yo lo voy a hacer. Pero en la primera oportunidad ca?mos en lo mismo o m?s bajo todav?a de la situaci?n en que nos hab?a encontrado.

Por eso es que tenemos que predicar hoy d?a que nada puede hacer algo del caos sino solo Dios. Aleluya!! No es predicando religi?n, moralidad, cultura o justicia social, tampoco es con comodidades o haciendo dinero como nos vamos a redimir. Tiene que haber un Dios de misericordia que en medio de nuestro caos diga: Sea la Luz. Entonces el Esp?ritu de Dios se va a mover como se movi? en los inicios de la creaci?n y se movi? para hacer las cosas y ordenarlas. Para poner las tinieblas a un lado y la luz del otro lado. Para poner la tierra de este lado y el agua del otro lado, las plantas seg?n su especie de ese lado y los animales del otro lado. Que orden tan maravilloso surgi? del caos, pero se llev? un tiempo y un proceso. Esa configuraci?n fue producto de seis d?as creativos. Es decir, que para que Dios estructure el orden en nuestra vida del caos que hab?a, tiene que hacer un proceso que lleva tiempo. A veces queremos que otros se compongan de la noche a la ma?ana, que desde el primer d?a est?n maduros y perfeccionados, que ya no tengan ning?n efecto. No hermano, Dios mismo nos ense?a que El para sacar el orden del caos realiz? un proceso creativo progresivo. En el primer d?a no se hizo lo del segundo d?a, en el tercer d?a se hicieron cosas que no se hab?an hecho en el segundo d?a. En el quinto d?a se hicieron cosas que en el primero, segundo, tercer y cuarto d?a no estaban. Dios nos ense?a un orden progresivo para que nosotros le conozcamos, eso es en figura. Por eso es que tienen m?s a?os en el evangelio, deber?n estar en una esfera de m?s tiempo, en el tiempo mismo del Dios creativo. Tenemos que llevar las cargas de los que est?n todav?a en una condici?n m?s baja, porque no han tenido el tiempo de maduraci?n. Esto no es que vamos a estar contemplando a la gente que no se rinde al Se?or para que la moldee, sino que hay que hablar francamente a la gente que se estanca y se detiene. Si no se les mueve de alguna manera fuerte, si un viento recio no sopla, no se van a mover. Pero tenemos que ser muy indulgentes, comprensivos con la gente que no est? en la estructura espiritual que nosotros r?pidamente quisi?ramos que hubiera tenido, van a ir poco a poco en ese proceso, conforme a la figura.

Llegando a otro aspecto, no hab?a seres con cuerpo en ese caos, sino lo que hab?a era el Esp?ritu de Dios controlando, siempre hay un control, pero en ese caos, qu? era lo que hab?a?? Hab?a esp?ritus inteligentes, pero ca?dos, verdad que s??? O cree usted que fueron creados al mismo tiempo que Ad?n?? C?mo cree usted que fue?? Ya hemos hablado muchas veces que hubo una creaci?n atr?s, pero hab?an seres que no obedec?an a nadie, que estaban en los abismos, en las tinieblas. Por eso a Satan?s se le llama el rey de las tinieblas, del caos, del desorden. Lo que quiero dejar sentado es que en el caos no se obedec?a a Dios. Le pregunto, este caos saldr?a de la mano creativa de Dios?? De ninguna manera, Dios no est? creando caos, sino que ya lo hemos dicho, fue resultado de un castigo. Cuando nosotros nacimos (quiz? alguien diga, que culpa tengo yo de haber nacido en caos??), pero en realidad nosotros nacimos en caos, porque hubo una ca?da de la cual tenemos memoria por la revelaci?n B?blica y por la realidad que vivimos.

Una ca?da en el pasado que nos alcanza porque el Dios de la gloria sopl? una sola vez Esp?ritu. Dios sopl? sobre Ad?n, pero Ad?n era una persona ?nica sobre la cual se sopl? aliento de vida. Dios puso en la nariz de Ad?n Esp?ritu, pero de Ad?n surgi? Eva y sobre Eva no sopl? Dios. Eso se complementa en el libro de Malaqu?as y otros libros, que Dios sopl? una vez y gener?. Por eso es que se habla que el hombre engendra y la mujer concibe. Se le ha dado esa facultad. Cuando el Esp?ritu del hombre estaba vivo, es decir en armon?a con Dios, en la obediencia, entonces vino Eva, la prolongaci?n del mismo esp?ritu de Ad?n, no fue ?l un esp?ritu y cuando Dios hizo a Eva puso otro esp?ritu en ella, sino prolong?, comunic? el mismo esp?ritu de Ad?n. Luego viene la ca?da y muri? la parte espiritual del hombre. Hab?a vida f?sica pero el esp?ritu que comunicaba con Dios qued? interrumpido. El esp?ritu qued? muerto en el hombre hasta que cumpli? sus d?as terrenales en el cuerpo, la figura es algo precioso. Cuando cae el hombre, comunica el mismo esp?ritu, sin la relaci?n con Dios. Nacen m?s hijos y comunica el mismo esp?ritu y as? sucesivamente hasta nuestros d?as. El hombre engendra hijos a su propia semejanza desde los d?as de la ca?da. El mismo esp?ritu desde la ca?da del hombre es el esp?ritu que se prologa por toda la raza humana. Cuando nace un ni?o, es de este mismo esp?ritu. Ahora usted note que se necesit? de la regeneraci?n. Dios no volvi? a soplar sobre el hombre ca?do, sino que envi? a Jesucristo con su Esp?ritu. Para regenerar, es Cristo Jes?s el que sopla porque el esp?ritu del hombre est? muerto, no puede soplar la religi?n, no puede soplar nada en absoluto en este caos. Porque el hombre aunque tenga cultura, es cultura en un hombre muerto, si tiene dinero, es dinero en un hombre muerto, as? mismo las comodidades, son comodidades en un hombre muerto espiritualmente. Mientras no tenga esp?ritu vivo no importa de que se rodee, no se le va a encontrar sabor a nada, porque ser? todo eso alrededor de un muerto espiritual y el muerto no puede saborear. De all? que usted encuentra a la gente como que son almas en pena, tenga o no tengan dinero. Se suicidan los adinerados, se suicidan los pobres, se suicidan los enfermos y los que est? bien de salud. Tenemos que llegar a la conclusi?n que en Ad?n genera Dios Padre y Jesucristo genera y sopla sobre los redimidos. Dice en I Corintios que ?el que se une al Se?or, un Esp?ritu es con El? Ya no m?s tiene el esp?ritu del mundo. Tenemos el nuevo soplo de Jesucristo nuestro salvador, el Ad?n postrero que vino para soplar vida en la raza que va a ser redimida. El caos actual del hombre no va a ser eliminado sino solamente por la intervenci?n de Dios y Jesucristo mismo es Dios.

Al que se le desprenda la naturaleza ca?da por el soplo, por el nuevo nacimiento, ser? apartado del creador porque Dios ya no quiere nada con la naturaleza ca?da. Para eso envi? a Jesucristo, para hacer una nueva creaci?n. En este proceso creativo tenemos cuerpos y estamos en la tierra, pero va a llegar un d?a en que as? como el Padre repos? al s?ptimo d?a de la creaci?n, as? tambi?n se oir? Consumado Es del Esp?ritu Santo. En los d?as creativos de nuestro Se?or Jesucristo el que est? operando es el Esp?ritu Santo. La obra de la redenci?n, el precio, fue pagado por Cristo en la cruz y dijo: Consumado Es. Se termin? la obra en lo que respecta al hijo, pero ahora se qued? el Esp?ritu Santo en la misma forma que en aquel caos se qued? el Esp?ritu movi?ndose, trabajando para reestructurar la creaci?n que sali?. Pero se va a terminar el tiempo creativo del Esp?ritu Santo, entonces entraremos en el reposo definitivo y en la comuni?n y armon?a del Dios del cielo, porque ya Dios en las tres personas de la Trinidad, habr? dado el Consumado es. Para redimir al hombre interviene el Padre, hizo su parte y dijo: C Consumado Es. Te lo doy Hijo, le dijo a nuestro Se?or. Ese que est? all?, te lo doy. Todo aquel que el Padre me da, viene a m?, y el que a m? viene, no le hecho fuera ?Todo el que el Padre me da vendr? a m?, y al que viene a m? de ninguna manera lo echar? (Juan 06:37) dijo Cristo. A veces tomamos los textos por la mitad y decimos: bueno, todo el que a El va, no le hecha fuera, as? que vayamos todos, pero Cristo no dijo que todo el que a m? venga yo no le echo fuera, lo que Cristo dijo fue: Todo el que el Padre me da, viene a m? y ese que viene a m? (que el Padre me lo ha mandado) no le echo fuera. Por eso es un privilegio, es como para saltar de alegr?a, el hecho de que el Padre lo haya llamado a usted y le dijera: mira, ven, all? est? mi Hijo. Aleluya!!! Antes pas?bamos frente al Hijo y no lo mir?bamos porque no ten?amos ojos ni vida para verlo.

Pero el Padre llama y el Esp?ritu es el que hace el trabajo de ir y el Hijo est? esperando. El Padre da la orden Sea la luz, y vemos. Empieza entonces a desaparecer el caos. Note esto: Sea la luz, pero el caos no desapareci? en ese momento, Qu? fue lo que apareci??? Qu? fue lo que hubo cuando el Se?or dijo sea la luz?? Se empez? a ver lo bueno y lo malo, se vio desorden. Cuando estaba oscuro, el Esp?ritu de Dios se movia sobre la faz del abismo. Pero abajo hab?a a saber que cosas, pero cuando la luz empez? a penetrar, cuando la luz empez? a irradiar, se empezaron a ver los abismos, se empez? a ver el desorden, se empez? a ver todo. Eso lo que nos pasa cuando Dios dice: Sea la luz en nosotros, nos empezamos a ver. Recuerdo cuando Dios me toc?, esa gloriosa noche iba muy contento, muy hondo y lirondo, erguido al servicio. Me sent?a muy bien, en puro caos pero yo como que lo disimulaba, llegu? buscando un lugar, qu? bien me sent?a en mi propia desgracia porque el diablo me ten?a en caos y cegado. Recuerdo perfectamente el instante en que el Se?or dijo en mi caos: Sea la luz, y qu? pas??? Me vi como era, y no me soport? a m? mismo. Empec? a llorar, a sentir que era miserable, que no val?a la pena que todo lo que hab?a hecho era pura cosa del diablo mismo: mi orgullo, mi vanidad, mi profesi?n y todo eso. En realidad yo estaba haciendo alarde de lo que no ten?a, yo me miraba por todos lados y no me ve?a nada, no me ve?a parte ilesa desde la punta de la cabeza hasta los pies. Por qu? no lo hab?a visto antes?? Por qu? entr? yo as?, y despu?s sal? como un miserable pecador?? Porque estaba en caos, pero estaba ciego.

Por qu? Pablo iba en el caballo orgulloso?? Y despu?s ciego y todo descontrolado, por qu??? Porque Dios dijo: Sea la luz. Empez? a ver todo lo que hab?a hecho, y se empieza a llorar por los pecados m?s insignificantes. Por eso es que yo no creo en las conversiones a secas, porque no creo que haya arrepentimiento en seco, sin dolor y l?grimas. Tampoco soy partidiario de ponernos a llorar porque tengamos que llorar. Pero cuando Dios nos muestra c?mo somos y damos l?stima a nosotros mismos, usted cree que pueda haber ojos que se queden secos?? Uno se pone a llorar desconsoladamente, por cada l?grima, se siente descanso. Se arreglan las cuentas por todos lados y va uno a reconciliarse hasta con la polic?a, abraza hasta los postes de la luz el?ctrica porque se hizo la luz s?bitamente en nuestro caos, igual que al principio del mundo. Por eso vemos que hasta que esa luz ilumin? la inteligencia, hasta que esa luz ilumin? una creaci?n progresiva, coronada con la creaci?n del hombre, hubo comuni?n entre Dios y su creaci?n. Hasta que hubo soplo de vida en el hombre, Dios descendi? a platicar con el hombre. El no descend?a a tener comuni?n con las plantas, ni con los animales sino buscaba al hombre, porque le hab?a iluminado, le hab?a dado Esp?ritu, vida y luz. Por la sola voluntad de Dios se estructura un orden, una entidad humana que ya hecha, coronada, completada. Var?n y hembra los coloca en un sitio de sojuzgamiento de la creaci?n misma y les pone como ?nica condici?n la obediencia. Lo que ha venido haciendo es lo mismo que hizo desde el principio, del caos, de las tinieblas y el desorden sac? el orden, estructur? la vida, estructur? la luz, estructur? todo aquello cronom?tricamente y despu?s entra en plena comuni?n con sus criaturas. Es decir, que lo que Dios quiere es COMUNICARSE tener comuni?n con usted, pero eso es solamente mediante la obediencia. Por eso es que le digo que todo el proceso consiste en salir del caos y llegar a la obediencia, a la comuni?n y a la alabanza del Dios de la gloria, porque cuando el hombre cay?, inmediatamente trat? de ocultarse de la presencia de Dios. Ese ha sido el juego del hombre desde que ha pecado. El hombre perdi? el paraiso, lo que Dios le ha dado, porque perdi? la comuni?n y desde entonces no hay manera de felicidad a menos que se restructure esa comuni?n mediante el nuevo nacimiento, de lo cual era prefiguraci?n todo aquello del derramamiento de sangre de los corderos para que hubiera perd?n de pecados.

La creaci?n misma del hombre y del mundo, es figura de lo que Dios est? haciendo en peque?ito, en frase microsc?pica, con cada uno de nosotros. Lo que hizo en grande con todo el mundo est? haci?ndolo con nosotros para llevarnos a la ?ntima relaci?n con El. No se puede mantener la relaci?n con Dios a menos que se quite el estorbo del pecado. No hay paz para el que est? en pecado, menos a?n cuando esa persona ya conoci? la luz. Porque sin conocer la luz, en medio del pecado, se carcajea y est? aparentemente tranquilo. Pero cuando ha llegado la luz, se ve hasta el m?s peque?o pecado. El hombre en su naturaleza ca?da es importante, por ello Dios provey? el medio, eso fue lo que le dijo a los primeros padres, desde all? para adelante les dijo que habr?a manera de restaurarse con Dios para eliminar el pecado y la forma ser?a el derramamiento de sangre inocente. ?El entr? no con sangre de machos cabr?os y de torillos, sino con su propia sangre una vez para siempre en el lugar santo, y obtuvo liberaci?n eterna para nosotros? (Hebreos 09:12)

Eso era ya otra figura prof?tica de uno que no vendr?a a cubrir el pecado sino que a quitarlo, a borrarlo. El Cordero del cual hablaban los corderos, la sangre derramada inocente, quitar?a el pecado del mundo. Esa es la gran figura. La figura se confirma en el caso de los dos altares, el de Abel y el de Ca?n. En el altar de Ca?n no hay derramamiento de sangre y en el altar de Abel est? toda la simiente que fue reeditada en Set, despu?s de la muerte de Abel. Es decir, la sangre de Abel derramada, sangre inocente, porque muri? por agresi?n, por algo que no hab?a hecho. Sencillamente se ensa?? su hermano con ?l. La sangre aqu? est? tipificado en Abel, el inocente que muere y luego le sucitan simiente de su muerte. En la muerte de Abel est? tipificada la muerte de Cristo, y en el nacimiento de Set, la resurrecci?n de Cristo.

Detr?s del altar de Ca?n est?n tipificadas todas las religiones del hombre, a?n las que no han aparecido. A?n todo esfuerzo del hombre para alcanzar la gracia de Dios es in?til, la prueba la tenemos en el altar de Ca?n. Le pregunto, a qu? Dios ador? Ca?n?? A un Dios ajeno?? A un Dios falso?? No, ador? al mismo Dios, ?l pod?a haber dicho, yo estoy adorando al mismo Dios solo que a mi manera, qu? es lo que dice la religi?n hoy?? No importa qu? religi?n tenga, con tal seamos sinceros, buscamos al mismo Dios. Es la misma cosa, aunque sea el mismo Dios de Abel, si lo adoramos a la manera humana est? perdido el esfuerzo. Dios no lo ve. Est? predicha la eterna, la permanente enemistad entre los verdaderos adoradores de Dios en Esp?ritu y en verdad y los adoradores a su manera. Y por eso es que jam?s va a haber amistad entre la simiente ca?da y la simiente que Dios ha levantado. Aunque haya parentesco de hermanos, duro decirlo, puede ser la madre, puede ser el padre, la esposa, el esposo. Quiz? tolerantes en el caos. Pero cuando la luz lleg? a uno de los dos, se vuelve una contienda, porque no puede haber comuni?n. El Se?or desde los mismos d?as de la creaci?n apart? la luz de las tinieblas y no van a haber d?as grises en el programa de Dios. Luz o tinieblas, el que verdaderamente busca la luz, va a tener contienda cont?nua con las tinieblas. As? como se escenific? en el principio de la creaci?n la lucha fracticida cuando Ca?n dio muerte a Abel, en los finales de los tiempos se secretar? la lucha abierta entre las religiones falsas unificadas y la religi?n verdadera. El mundo haciendo el esfuerzo por edificar algo religioso, pero que abomina Dios, y a?n peleando contra Dios y con la simiente que ha querido adorar a Dios en Esp?ritu y en vida particular de cada uno de los hombres. El que quiera vivir imp?amente, padecer? persecusi?n, los enemigos ser?n los de su propia casa, los que se van a decir discipulos de Cristo, van a ser muchas veces estorbo. A?n ministerios van a ser estorbo en el avance de la obra del Se?or. Con esto no quiero decir que un dirigente necesariamente sea del diablo para ser estorbo. Por ejemplo, Pedro era del Se?or acababa de decir, t? eres el Cristo, el Hijo del Dios viviente, el Se?or le dijo, esto lo revel? mi Padre. Al momento estaba hablando de parte de Satan?s. No quiere decir que por eso no era del Se?or, pero que se estaba prestando a Satan?s. El Se?or le dijo, ap?rtate de m? Satan?s. Esto quiere decir que entonces nosotros vamos a encontrar siempre oposici?n, esta misma instancia entre la simiente que busca a Dios y la simiente que lo rechaza.

LA FIGURA DE CRISTO Y SU IGLESIA

En G?nesis hay muchas figuras que vamos a ver, pero vamos a concluir esta noche con la gloriosa figura de Ad?n y Eva cuando aun no hab?an ca?da, estaban indudablemente bajo las asechanzas de Satan?s. Cristo mismo, el postrer Ad?n fue asechado, la Iglesia con mayor raz?n ser? asechada. Alguien me dijo, hermano, yo no tengo nada porque el diablo a mi no me puede hacer nada, porque estoy en santidad, buscando a Dios y en armon?a con El, as? que el diablo no puede nada conmigo. Le dije, que rara su vida porque Cristo Jes?s en plena santidad, en pleno ayuno, en plena oraci?n a solas y el diablo insolente tuvo la osad?a de usar la palabra de Dios y discut?rsela al Se?or. Por eso es que la Biblia dice que no nos metamos a discusiones in?tiles a pol?micas porque pueden terminar hasta subi?ndose las mangas. El diablo ha usado la misma palabra de Dios torci?ndola, lo hizo con Cristo, C?mo no lo van a hacer con nosotros?? Nadie se haga el valiente, es mejor evitar esas cosas, es mejor no dar lugar a Satan?s, cuid?monos. El asecho de Satan?s va a ser constante, continuo, permanente. Nuestra lucha no es contra carne y sangre, el asedio de Satan?s para Ad?n y Eva, en qu? consiste, cual era el objetivo?? Cuan era la raz?n?? Era para encontrar el momento propicio de la flaqueza del hombre y de la mujer. El enemigo tiene una inteligencia aunque diab?lica, mal intencionada pero bien estrat?gica. No atac? a la pareja desde el principio, es m?s, no sabemos cuanto tiempo los vigil?. Andaba detr?s de la pareja y me imagino que pasaba inadvertido, porque es la primera t?ctica del diablo. El algunas iglesias no creen ni que hay diablo, que ya est? jubilado, pero es el diablo el que se ha metido all?. Tienen la idea que el diablo ya est? jubilado, pero es que el diablo mismo el que ha propagado todo esto. Desde el principio pas? inadvertido para hacer caer.

Que tal est? hermano?? Me dijo un ministro. Aqu? luchando con el diablo, le contest?, yo ya no peleo con el diablo, me contest?, el diablo est? liquidado, est? muerto, Cristo lo liquid? en la cruz del calvario, entonces a usted Satan?s no le da problemas?? Le dije de golpe, ya no me contest?, me vino a la mente Efesios 06 ?nuestra lucha no es contra sangre ni carne? y eso fue despu?s de que Cristo lo hab?a vencido, o no?? tambi?n dice que hay que resistir al diablo, no se va a resistir a alguien que no existe, que est? muerto o que ya lo liquidaron. Es cierto, ya la sentencia de muerte fue dada en la cruz del calvario, al diablo, pero todav?a est? en la triste funci?n que le fue designada. Es decir, que Satan?s todav?a tiene acci?n volviendo al G?nesis. Satan?s lo primero que hizo fue hacer como que no exist?a. Todo era para?so para la pareja. Todo era Dios y Ed?n, Dios y el trabajo, vinculaci?n con Dios, coloquio, alegr?a, luz, felicidad. De la mano para arriba y para abajo como que no hab?a diablo, ni siquiera se hab?an dado cuenta que exist?a, sin embargo, ya los estaba mirando. Los miraba si intentaban discutir, los vigilaba, los estudiaba, anotaba bien todo lo que hac?an y lo que no hac?an. Despu?s de habernos estudiado, ha de haber pensado, con ellos juntos no voy a poder hacer nada, mientras est?n as? unidos, ni me meto. Sal?a a verlos, ahh, est?n juntos dec?a y se iba, esperar? que se separen, aunque sea moment?neamente, los voy a coger separados.

Todav?a tiene esa t?ctica, que gran figura, Ad?n es tipo de Cristo y Eva de la Iglesia, del sue?o del primer Ad?n sali? Eva, de la muerte de Cristo, del costado del Se?or sali? la iglesia. Nosotros como Iglesia, como esposa y como novia, tenemos que estar unidos a nuestro Ad?n completamente. Pendientes de El, completamente nutridos en El. Veamos algo m?s, las revelaciones primeras le fueron dadas a Ad?n no a Eva. A Eva le fueron relatadas por Ad?n. Eva ten?a comuni?n con el Padre en la pareja que iban ante Dios, pero las instrucciones, las indicaciones las dio Dios a Ad?n, cosa interesante. A Cristo le dio Dios Padre la palabra que ten?a que transmitir a nosotros, y tenemos que estar pendientes, unidos, vinculados con nuestro Ad?n, tenemos que andar con El no separarnos, vivir de El, etc. Esto aunque digan que ya aburrimos, que solo con El queremos estar, y que solo de El hablamos, pero si somos la pareja, estamos comprometidos y bien empapados de ese amor, aleluya!!! Ahora bien, no todos andan as?. Hay cristianos que m?s parece que el amor no es para Cristo, porque siempre est?n viendo a otro lado, no se ha fijado usted?? Qu? dir?a usted si en una boda cuando est?n pregunt?ndole al novio, recibe usted por esposa a esa mujer?? Y la mujer est? mirando a otro. Qu? le parece? O va entrando al desfile nupcial viendo a otro. Pobre novio, verdad que es algo rid?culo?? Ahora se entiende por qu? dice la Biblia, ?si hab?is resucitado con Cristo, poned la mira en las cosas de arriba donde est? Cristo vuestra vida? Aleluya El ?nico ant?doto para contener las asechanzas del diablo es la ?ntima y contin?a la relaci?n con el amado. El enemigo va a crujir los dientes, nos va a asechar, pero se va a tener que tragar su furia porque sabe que media vez estamos en la mano del Se?or, podemos pasar al frente de ?l victoriosos. Pero este enemigo es astuto y va a vigilar nuestras bajas, nuestros lados flacos, etc. Qu? pudo hacer el diablo mientras la pareja estaba en obediencia?? Pudo hacer una sola cosa y aun lo puede hacer hoy con el que est? en obediencia, tentar. Qui?n nunca ha sido tentado, qui?n?? Ni uno solo ha dejado de ser tentado. Cristo mismo fue tentado en todo, que verdad terrible. Pero el Satan?s no pudo hacer m?s que tentar al Hijo de Dios. Al que est? en obediencia no le puede hacer m?s. Cuando desobedece viene el problema, pero mientras est?n en obediencia el diablo, puede insinuar, decir, tentar directamente, bombardear la mente, puede incitar, puede llamar. Tantas cosas puede hacer, mostrar reinos, dinero, si con eso detiene al cristiano. Al Se?or le mostr? los reinos del mundo, le mostr? un camino m?s corto, seg?n ?l, le dijo, la cruz no la necesitas. Yo te lo doy todo. Hay gente hoy asechada que el diablo le dice, deja de ir a la iglesia, te voy a dar un buen trabajo y una linda novia, los j?venes parpadean, linda novia?? Un novio les dice, de bigotitos, bien guapo, aunque mundano, para qu? tienes que estar ligado all? a ese Ad?n, qu? aburrido, huerto y huerto!! No se aburren?? Perdiendo la juventud, mira otras cosas, las grandezas del mundo, la pol?tica te est? esperando y de todos modos seguir?s siendo cristiano.

Insistimos, el diablo no puede hacer nada una vez haya obediencia a Dios, el valladar es la obediencia. Cristo de la gloria es nuestro ejemplo, El no cedi? en nada. Aunque las circunstancias fueron adversas prefiri? aprender de la palabra del Padre hasta en sus necesidades b?sicas. El diablo va a coger a algunos por el hambre. Si no dejas eso, no vas a conseguir trabajo, no va a haber nadie que se haga cargo de t?. Nadie va a querer casarse contigo, etc. Muchos ceden y piensan que ese camino es m?s corto para el hombre. En el huerto despu?s que la obediencia fue perdida, Satan?s tuvo acci?n sobre el hombre. Entonces entr? la muerte, la enfermedad, la opresi?n, entraron tantas cosas negativas al mundo. El mundo que conocemos hoy es como un hombre bien sano, que se hubiera despe?ado de un barranco, y habi?ndose dado una golpiza en la cual no le hubiera quedado nada sano desde la cabeza hasta los pies. As? es el mundo e hoy comparado con el mundo que era antes de la ca?da del hombre. As? somos nosotros hoy, deformes porque el pecado nos deform?. El mundo fue deformado por el pecado pero el Se?or quiere darle nueva forma. En la figura de Ad?n y Eva, mientras no nos desprendamos de las vinculaciones con nuestro Ad?n, no vamos a tener ca?da. Dice la Biblia, ?fiel es el que nos ha llamado, que guardar? nuestros dep?sitos hasta el d?a de Cristo? Satan?s va a atacar por el lado flaco, por el lado d?bil, por el lado que m?s duele, por ejemplo, si usted tomaba licor en el mundo, el diablo le va a hacer hasta so?ar copas, yo nunca tom? ni en el mundo y si el diablo me pone una copa, me r?o, me pueden pasar veinte copas porque esa no es mi debilidad, a m? me atacar? de otro modo. El diablo nos estudia y sabe por qu? lado nos va a llegar, pero una vez hay obediencia no hay problema grave. El problema est? en la desobediencia, porque entonces todo lo dem?s se va a venir a?adido. Debo decirle a los hermanos que se preocupan mucho porque el diablo les bombardea, que muna vez usted no de lugar, ese bombardeo y ascedio, no fructificar?. La tentaci?n es del diablo, pero la tentaci?n no es pecado. El pecado es cuando se cede a la tentaci?n, por ejemplo, a una se?orita cristiana le llega un enamorado inconverso, la tentaci?n, lo ve bien guapo, etc., ella le dice, no, pero abre la ventana para ver por donde va, ya est? sediento, otra dice, no yo lo voy a evangelizar, etc., no es as? como vamos a vencer, por qu? Jos? sali? huyendo?? Jos? no fue el que se consider? fuerte, sino que cuando vio la tentaci?n, huy? despavorido. El sab?a que el hombre sabio no pasa por donde est? el mal, sino que se aparta. El hombre debe ser como aquel que prob? a los aspirantes a una plaza de conductor de autom?vil. Varios candidatos hac?an maravillas en la prueba, casi se iban en el abismo, casi se despe?aban y se volv?an a enderezar, mostrando su habilidad. Pero el que se qued? con la plaza fue el que se iba pegadito al pared?n y despacito, no aventuraba su vida. Mejor seguro de este lado, que haciendo maravillas al borde del abismo. Es preferible que nosotros nos alejemos del mal, no nos confiemos en nosotros mismos, porque hay un enemigo que nos asecha y tiene poder tremendo, fulminante en cuanto nos descuidemos. Debemos confiar en el Dios de la gloria y asirnos de la mano de nuestro Se?or Jesucristo y guardarnos, I Juan 05:18 ?Sabemos que toda persona que ha nacido de Dios no practica el pecado, sino que aquel que naci? de Dios lo vigila, y el inicuo no logra asirlo?.

C O N C L U S I O N E S

Las figuras que hemos visto son: La figura creativa, la creaci?n del mundo es una prefigurai?n de lo que Dios quiere hacer en nuestra vida para rescatarnos del caos y llevarnos a la armon?a con El.

La figura de Ad?n y Eva: Esta es la segunda figura, es la armon?a perfecta de Ad?n y Eva antes de la ca?da. Es la prefiguraci?n prof?tica de la armon?a que debe haber entre Cristo y su iglesia, para que el enemigo no tenga parte con nosotros y m?s bien sea derrotado. En la ?nica forma que puede ser vencido, es mediante la obediencia a nuestro Ad?n y la cont?nua compa??a de nuestro Se?or. Am?n!!!

Ministerios Ebenezer - Honduras


Publicado por restaurados @ 17:17  | Escatolog?a
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios