S?bado, 29 de septiembre de 2007
El ambiente que nos rodea es vital para poder disfrutar de cada cosa que hacemos. Tenemos que reconocer que nosotros somos responsables del ambiente que hoy nos rodea. Hemos contribuido en un porcentaje muy alto para formar el h?bitat en el cual nos movemos. Cuando leemos en la Biblia los h?bitats que Dios form? para los seres humanos aprendemos la importancia de un ambiente saludable. En Job 38 dice que cuando Dios estaba creando la tierra se rode? de un ambiente musical, tambi?n la palabra nos cuenta que cuando fue hecho Luz Bel, Dios se rodeo de un ambiente musical.
Uno de los h?bitat, m?s impresionantes de los que nos relata la palabra del Se?or, fue el Jard?n del Ed?n. Una de las caracter?sticas que observamos es el significado de su nombre: Ed?n quiere decir delicia. Dios form? para la primera pareja un lugar donde ellos pudieran encontrar deleite, al ver, al trabajar, al vivir. Otra de las caracter?sticas del Ed?n era la presencia de Dios. Un h?bitat sin la presencia del Se?or no es adecuado para el crecimiento del amor. Otra de las caracter?sticas del Ed?n era la perfecci?n. No hab?a pecado. Nosotros sabemos hoy que Dios quiere que formemos un h?bitat que alcance la santidad y la perfecci?n. Un viajero en Alemania vio una cosa singular en una fonda donde se hosped?, despu?s de la comida, el due?o coloc? en el suelo un taz?n grande de caldo, y silb? de una manera especial. Vinieron al cuarto un perro y una rata grande, un gato, y un cuervo. Todos estos animales se acercaron al taz?n y, sin molestarse unos a otros, pac?ficamente comieron juntos. Despu?s el perro, el gato y la rata se acostaron cerca de la lumbre, mientras el cuervo brincaba por todas partes. El due?o de la casa hab?a disciplinado a estos animales de tal manera que ninguno hac?a da?o alguno a otro. Si un perro, un cuervo, un gato y una rata pueden vivir juntos, ?es posible que las personas, especialmente los matrimonios puedan vivir en armon?a? Aunque le parezca incre?ble este hombre logr? que un perro se llevara con un gato, mientras que de alguna manera ense?? al gato a cohabitar con la rata, y al mismo tiempo logr? que un cuervo fuera parte de la familia. La pregunta que me gustar?a que te hicieras es ?Qu? podr?a lograr yo y mi c?nyuge cambi?ramos de actitud?

EL H?BITAT DEL AMOR

La vida biol?gica del hombre est? en la sangre, es a trav?s de ella que los sistemas del cuerpo funcionan a su perfecci?n. Cuando una persona tiene alguna herida y empieza a desangrarse la debilidad de su cuerpo es uno de los primeros s?ntomas, si no detienen la hemorragia puede hasta morir. El amor es la vida del ser tripartito, un hombre que no ha recibido el amor adecuado desde su ni?ez va a tener graves evidencia de muerte a nivel de su alma, mente, sentimientos, emociones, intenciones, etc?tera. El h?bitat que nos rodea es muy importante ya que este alimenta y determina nuestra personalidad, nuestro car?cter y nuestro temperamento. El rey Salom?n entend?a la importancia del h?bitat adecuado.

Sus columnas de plata, su respaldo de oro y su asiento de p?rpura, su interior tapizado con amor por las hijas de Jerusal?n. Cantares 3:10.

Las columnas de plata: La Biblia dice que la lengua del justo es como plata; tambi?n dice que las palabras dichas como convienen, son como adornos de plata en una manzana de oro. La plata en el h?bitat que construy? Salom?n representa la sabidur?a y la prudencia al hablar. Tener columnas de plata en nuestro hogar es igual a hablar con prudencia y sabidur?a, la Biblia nos dice al respecto. ?El respaldo de oro: Los rega?os del sabio sobre el o?do atento son como anillo o collar de oro. Proverbios 25:12? En el cantar de los cantares, la cabeza del amado es comparada con el oro, podr?amos interpretarlo como los pensamientos con integridad. El arca del pacto y todos los utensilios del lugar sant?simo fueron hechos de oro, esto nos habla de integridad, excelencia, dedicaci?n, y de un valor precioso. Si queremos tener un respaldo de oro en nuestro h?bitat es necesario trabajar en la integridad, en la excelencia, pensar positivos, ir tras los principios eternos, dedicarnos al hogar. El asiento de p?rpura: Con vestidos de p?rpura se vest?an a los reyes. El tabern?culo de Mois?s estaba cubierto de p?rpura, las cortinas del tabern?culo eran de p?rpura. La p?rpura nos habla de realeza, y esto esta relacionado con el respeto, el servicio, la honra. Un rey es respetado, es servido y es honrado. Es muy importante que mientras edificamos nuestro h?bitat, uno de los materiales que debemos usar es la p?rpura. La cual es igual a respetar aquellos que integran nuestra familia, a servir a los nuestros y a honrarlos. Tanto el esposo como la esposa tienen necesidad de ser respetados.
Su interior tapizado con amor por la hijas de Jerusal?n: Su interior tapizado con amor. Aqu? surge una pregunta, ?por qu? solo el interior y no el exterior? Porque nada externo logra afectar internamente por mucho tiempo. El orden es, primero necesitamos trabajar por dentro. ?Qui?nes pueden tapizar el interior de amor? Las hijas de Jerusal?n. Jerusal?n quiere decir paz. Entonces podemos decir: Su interior tapizado con amor por las hijas de la paz. Entonces entendemos que el material para poder tapizar el interior de amor, es la paz. Hay que comprender que la paz tiene tres niveles, cada uno esta relacionado con el otro y tienen una dependencia entre si. El primer nivel es la paz con Dios, el segundo nivel es la paz con nosotros mismo, y el tercer nivel es la paz con los hombres. Por lo tanto, el ambiente que rodea nuestro hogar o h?bitat debe de estar impregnado del amor, no hay nada que puede suplirlo.

LA RA?Z DEL AMOR

Para que Cristo habite en vuestros corazones por medio de la fe; de modo que, siendo arraigados y fundamentados en amor, se?is capaces de comprender con todos los santos cu?l es la anchura, la longitud, la altura y la profundidad, y de conocer el amor de Cristo que sobrepasa el conocimiento, para que se?is llenos hasta la medida de toda la plenitud de Dios. Efesios 3:17-19. El ap?stol Pablo nos ense?a que debemos de estar arraigados y fundamentados en amor, dos aspectos importantes que debemos de comprender, arraigados y fundamentados.
La palabra arraigados desde su ra?z griega se traduce: echar ra?z, hacerse estable. El ap?stol nos estaba invitando a tener estabilidad a trav?s del amor, a dejar que la ra?z crezca y profundice nuestras relaciones. La ra?z en los vegetales tiene varias funciones entre ellas esta: fijar el organismo en el suelo, absorber el agua y las sales necesarias para el metabolismo vegetal. La ense?anza es clara, el amor es la ra?z de la vida, el amor es el que nos mantienen estables durante el viaje sobre la tierra. La inestabilidad es un s?ntoma de la falta de amor, si alguna persona descubre que es inestable debe saber que una de las razones de su debilidad es el h?bitat donde creci?, ten?a una carencia de amor que no le permiti? crecer saludablemente. En otras palabras esa persona no ha sido amada correctamente. La ra?z tiene la funci?n de absorber el agua de la tierra, es decir, el amor nos ayuda a mantenernos hidratados con las palabras que o?mos. Nuestra ra?z tiene el poder de profundizar y tomar lo que nos beneficia y no quedarse donde est? seco, donde ya no hay agua.
Otra de las funciones de la ra?z es extraer los minerales de la tierra, Los minerales de la tierra tipifican las actitudes negativas o positivas a las que nos enfrentamos, nuestra ra?z tiene la capacidad de desechar las actitudes negativas y absorber las actitudes positivas. Si nuestra ra?z no se desarrolla, es decir, el amor, el viaje de nuestra vida ser? inestable. Nuestros pensamientos, nuestras relaciones, nuestras metas, nuestros deseos, ser?n inestables y d?biles. El amor que es nuestra ra?z, nos da estabilidad, nos hidrata, y nos vitaminiza con las actitudes y las relaciones.

EL FUNDAMENTO DEL AMOR

Cuando ya hemos alcanzado la estabilidad, es necesario que seamos consolidados. Para ello Pablo nos invita a fundamentarnos en amor. La expresi?n fundamentados es igual colocar una base, consolidar, cimentar. Es el amor el que construye en una vida el fundamento que nos permite consolidarnos como hombres o mujeres, Y nos da la madurez necesaria. Vamos a explicar la consolidaci?n de un ser humano con la crianza. Cuando una persona no se desarrolla en sus primeros dieciocho a?os en un h?bitat de amor. No tiene el alimento necesario para poder terminar de crecer y alcanzar la madurez como hombre o mujer, su formaci?n est? incompleta. Al contraer un compromiso matrimonial, tarde o temprano el c?nyuge va descubrir que se cas? con un ni?o con cuerpo de adulto, le va hacer berrinches, su irresponsabilidad ser? el pan de cada d?a. En otras palabras se cas? con una persona inmadura.
Esto se vuelve un c?rculo vicioso porque este nuevo matrimonio no logra construir un h?bitat de amor. La esposa se dedica a terminar de criar a su esposo o viceversa, por lo tanto no puede haber un fundamento en el amor. Y nuevamente empiezan a sufrir y carecer del h?bitat necesario para los ni?os. Pero cuando una persona es arraigada en el amor, naturalmente avanzar? hacia el fundamento. Cuando hablamos de fundamento nos referimos a las bases y principios divinos para construir una vida y un matrimonio. El Se?or Jesucristo nos ense?? en el evangelio de Mateo 7:24. De dos hombres que edificaron su casa, uno uso como fundamento la arena y el otro la roca. Jes?s dijo que el hombre que hab?a edificado su casa sobre la roca era aquel que escuch? sus palabras y las puso por obra. Entonces el fundamento para edificar un hogar son los principios divinos que has estado escritos por m?s de dos mil a?os. El ser fundamentados en amor nos permite alcanzar la madurez en las diferentes etapas de la vida, como Padre, como esposo, como hombre o mujer, como ciudadano, como l?der, como ministro, etc?tera. ?D?nde se consolida un joven c?mo hombre? en el h?bitat del hogar en amor, all? se consolida como padre y esposo. Mientras que en la iglesia en el h?bitat de amor espiritual se consolidan los l?deres, los ministros, los hombres de bien. Cuando somos arraigados y fundamentados en amor entonces somos capaces de comprender cu?l es la anchura, la longitud, la altura y la profundidad de Dios y el amor de Cristo. Es el amor de Cristo y el amor de Dios que sobrepasa el conocimiento. Es decir, que ya no nos movemos por lo que conocemos sino porque amamos. Cuando somos arraigados y fundamentados en amor entonces estamos listos para ser llenos de la plenitud de Cristo.

CONCLUSIONES

1. Una de las prioridades que una pareja debe de tener es edificar un h?bitat que est? fundamentado en el amor. Y esto se hace a trav?s de hablar con sabidur?a y prudencia. Parte de los materiales que usamos para construir nuestro h?bitat es la integridad, la excelencia, el valor, el respeto.
2. Para que nuestro h?bitat se consolide debemos de echar ra?z, esa es la recomendaci?n del ap?stol Pablo, una ra?z que absorba todas las actitudes positivas, que nos hidrate y nutra en el amor.
3. El tercer paso para construir nuestro h?bitat de amor es el fundamento, y este lo colocamos a trav?s de los principios b?blicos que adoptamos para vivir.



Comentarios